Gobierno Regional, Ministerio de Economía y Corfo adjudicaron $250 millones a Pymes femeninas a través del programa PAR Chile Apoya.

Micro, pequeñas y medianas empresas, lideradas por mujeres en Tarapacá, resultaron beneficiadas con la convocatoria PAR Chile Apoya, que en la región cuenta con recursos del Ministerio de Economía y el Gobierno Regional, y la ejecución de Corfo. La iniciativa implicó una inversión de 250 millones de pesos, entregando hasta 4 millones a cada una de las 57 adjudicatarias.

“La Pymes recibieron en forma simbólica estos recursos, con los cuales podrán realizar inversiones y destinar a capital de trabajo, de manera que tengan continuidad de sus emprendimientos correspondientes a distintos sectores de la economía regional”, explicó la directora regional de Corfo, Catalina Cortés Cortés, durante la ceremonia oficial.

En la ocasión también participó la Gobernadora Regional (S), Carolina Quinteros Muñoz, quien resaltó los esfuerzos en Tarapacá por entregar respaldo a la reactivación de las empresas, especialmente a las que pertenecen a mujeres. De esta manera, enfatizó que una de las priorizaciones de la actual administración es el enfoque de género.

La Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Noemí Salinas Polanco, valoró el llamado a apoyar a las Mipymes femeninas, expresando que es un avance en los objetivos de igualdad y equidad, agregando que este tipo de acciones contribuyen a mejorar sus condiciones económicas, y de esta forma competir en condiciones similares con otros sectores.

Chile Apoya Tarapacá

El Plan Chile Apoya en la Región de Tarapacá, se centralizó en 10 convocatorias, de las cuales siete corresponden a enfoque multisectorial en todas las comunas; el resto se orientó a turismo, mujeres e industrias creativas, las que se encuentran proceso de adjudicación y ejecución.
Los beneficiarios pueden invertir en la adquisición, reparación o construcción de infraestructura y/o activos fijos, que contribuyan a la continuidad y/o el reinicio de sus operaciones por un/a beneficiario/a, con una vida útil mayor a un año, si ello correspondiere.

Asimismo, pueden asignarlo a capital de trabajo: recursos necesarios para que el/la beneficiario/a pueda cumplir con los objetivos de su proyecto, sea que continúe o reinicie sus actividades. Es decir, los recursos requeridos para cubrir necesidades de insumos, materia prima, mano de obra, pago de servicios o rentas de arrendamiento, entre otros.
 
Este es un fondo de ventanilla abierta, es decir, se van asignando los recursos y finaliza una vez que estos se terminan. La inversión es histórica en Tarapacá y va a permitir aliviar los embates de la pandemia en los micro, pequeñas y medianas empresas regional. Entre los requisitos se pide ventas superiores a cero y hasta 100.000.- UF, y que tengan 1° categoría y un año de antigüedad en el SII.