A través de fondos Capital Semilla de Corfo, emprendedora impulsa negocio que rescata el cuero de cordero para confeccionar accesorios de lujo con miras al mercado internacional

Funcionalidad con énfasis en la calidad de los productos, son los objetivos que guían la idea de negocio que la emprendedora Francisca Richard impulsa desde el año pasado en Coyhaique. Se trata de la creación de la marca Urban Austral la cual bajo un concepto que integra la responsabilidad social y ambiental busca generar accesorios de lujo  a partir de la utilización del cuero de cordero de Aysén. 

“Mi proyecto es una marca de productos que busca aprovechar los cueros de cordero que son desechados por la industria alimenticia y aprovecharlo para hacer productos funcionales, de calidad, con diseños. Estoy partiendo,  recién en marzo inicié las ventas. Todo esto ha sido gracias al Capital Semilla de Corfo, con el cual pude montar el taller,  pude experimentar para llegar al producto final y comenzar la venta”, señala la diseñadora  y emprendedora en torno a este producto que comercializa a través de internet, pagina web y redes sociales.

 Reutilización y rescate del cuero  de cordero, el cual a través de diseños únicos y por medio de una producción artesanal, han generado productos Premium que apuntan al mercado nacional e internacional. 

“Cuando empecé con el proyecto pensé en aprovechar los cueros, empecé a buscar y me costó mucho, compre algunos pero noté que no estaban bien curtidos. Mi sueño o mi siguiente paso es salir a la exportación por lo cual tienen que ser productos de muy buena calidad y por todo el trabajo que tienen tampoco son productos baratos pues son productos Premium. Faltaba entonces que este primer proceso sea muy bien hecho. Gracias  a los encuentros de Corfo pude contactarme con Eduardo Navarro, emprendedor de Puerto Aysén que trabaja el cuero. La segunda etapa del proyecto sería una vez validado comercialmente, sería armar una curtiembre artesanal acá en la región”, sintetiza  Francisca Richard

Capital Semilla una puerta abierta al emprendimiento


Innovación, escalabilidad y un equipo que integre  a variados tipos de profesionales, forman parte de los criterios principales evaluados para el subsidio Capital Semilla Corfo. Herramienta que  cofinancia hasta el 75% a nuevos emprendimientos con un subsidio que llega hasta los $25 millones y que parte su nueva convocatoria 2017 este martes 11 de abril.

La idea es replicar las dos convocatorias del año 2016, en donde dos  proyectos regionales fueron  seleccionados, el de la emprendedora  Francisca Richard, y el impulsado por Camila Straub que busca implementar en Aysén un sistema de Asistencia Deportes Extremos llamado  Rescate Patagonia.

Proyectos ganadores que se fortalecieron a través del proceso de selección denominado Demo Day que busca que sean los pares –empresarios y emprendedores- quienes evalúen los proyectos postulantes.