Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Inédito proyecto de investigación alimentaria en la región de Arica

Fecha de publicación: 3 de junio de 2013
Proyecto apoyado por Corfo estudia propiedades de la chachacoma, orégano, rica rica y siputola, todas especies vegetales de reconocidos beneficios para la salud.
Inédito proyecto de investigación alimentaria en la región de AricaLa utilización a nivel industrial de las propiedades esenciales de cuatro arbustos consumidos durante siglos por los habitantes de la provincia de Parinacota, está a un paso de ser realidad gracias al desarrollo de un inédito proyecto de investigación alimentaria que reconoció el valor biogenético de esos recursos naturales, para contribuir al mejoramiento de otros tan valiosos como ellos.

Después de poco más de un año de ejecución y en base a trabajo de terreno y laboratorio, Agroindustrias Santa Magdalena (perteneciente al grupo Coesam) dio a conocer los resultados de una investigación de alimentos creados en base a Rosa Mosqueta potenciada con compuestos bioactivos de la Chachacoma (Senecio Nutans), Siputola (Parastrephia Lepidophylla), Rica Rica (Acantholippia Desertícola) y el Orégano (Origanum Vulgare).

Jugos, jaleas y yogurt de Rosa Mosqueta con Rica Rica o Chachacoma, como también sopas de pollo con Rosa Mosqueta, Siputola u Orégano, entre otras, son hasta ahora las combinaciones con mayor aceptación de parte de un público o mercado que ya testeó, conoció y dio su veredicto del producto como cualquier consumidor en Chile.

Con apoyo de Corfo, un equipo de profesionales dirigido por Hernán Pacheco Quiroz, se trasladó y recorrió durante varios meses los alrededores de las localidades de Putre, Belén y Socoroma, para identificar y seleccionar muestras de tres especies típicas de esa zona andina, especialmente reconocidas por sus propiedades medicinales, como son la Chachacoma, la Siputola y la Rica Rica.

Paralelamente se recogió información del orégano cultivado por los distintos agricultores locales y se procedió a recolectar ejemplares para llevarlos a laboratorio y hacer análisis de cada uno de ellos.

Esta información dio las bases para la definición del desarrollo de productos para la industria alimentaria, que se complementó con aspectos organolépticos (características físicas), más la normativa y exigencias del Codex Alimentarius y del Servicio de Salud de Chile.

Hasta ahora, cada uno de estos productos está en etapa de prototipo o pre-comercial y si bien cumplen con la normativa, aún no figuran en los registros del Servicio de Salud, pues además siguen en etapa de pruebas piloto para su posterior testeo en los mercados de destino.

Gestor de toda esta iniciativa es el vicepresidente ejecutivo de Coesam Carlos Amin Merino, conocido fundamentalmente por su trabajo en la explotación de Rosa Mosqueta en el sur del país, experiencia que ya acumula más de cuarenta años. El empresario no sólo piensa en el mercado chileno, sino también en el asiático, donde su empresa ya tiene presencia y es sabido que hay una especial preferencia por los alimentos funcionales, cuyos componentes son capaces de ejercer efectos benéficos para la salud más allá de los propósitos nutricionales.

El director regional de Corfo, Gabriel Abusleme, expresó que los resultados superaron largamente las expectativas.“Producto de las evaluaciones podemos aseverar que Parinacota se podrá convertir en un importante centro productor de nutracéuticos, es decir, producción fundamental para los buenos hábitos de salud del siglo 21”, dijo la autoridad.

Importante dentro del proyecto con las plantas nortinas es el objetivo de establecer lazos comerciales con productores o agricultores de la zona precordillerana, a fin de que su trabajo se valore como se merece, impidiendo además el fin de una cultura y sabiduría alimentaria ancestral, que podría acabarse con el despoblamiento que sufren los pueblos.