Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Llegaron los primeros 40 "pingüinos" chilenos que viajaron a estudiar a Nueva Zelanda

Fecha de publicación: 15 de julio de 2013
Para el segundo semestre, ya fueron seleccionados los próximos 100 estudiantes secundarios que realizarán esta pasantía. El objetivo del programa Pingüinos Sin Fronteras es que adquieran una visión global del mundo, desarrollen capacidades de innovación y emprendimiento, además de perfeccionar su inglés.
Llegaron los primeros 40 Felices llegaron los 40 escolares que participaron del piloto “Pingüinos sin Fronteras”, programa de pasantías liderado por el Ministerio de Economía Fomento y Turismo junto con Corfo, que les permitió cursar el primer semestre académico de este año en los mejores colegios de Nueva Zelandia y así impregnarse de la cultura de uno de los países con la mejor educación del planeta.

En la bienvenida, realizada en las dependencias del Aeropuerto de Santiago hasta donde llegaron todos los familiares a recibir a los alumnos, el titular de la cartera de economía, Félix De Vicente, destacó que “la experiencia que han vivido estos jóvenes los últimos meses constituye un valor inmenso, tanto para sus vidas como para nuestro país. El que Chile alcance el desarrollo no se logra sólo poniendo hincapié en factores económicos; el factor humano es el verdadero recurso inagotable de las naciones. Esto es lo que nos motiva a desarrollar políticas como ésta, que permitan igualar oportunidades. No tengo duda que los ‘pingüinos’ han dejado la imagen país muy alto y que marcarán la diferencia en donde sea les toque desenvolverse. Son precisamente los jóvenes quienes construyen el Chile de hoy”.

Durante la actividad, Javiera López, una de las estudiantes de la Región Metropolitana que participó de este programa piloto, habló en nombre sus compañeros y se dirigó especialmente a cada uno de ellos: “Vamos a llevar esta experiencia a todos los rincones de Chile en donde, estoy segura, se destacarán en todo lo que hagan y actuarán como agentes de cambio en nuestro país”, señaló.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre, agregó: “Quiero felicitar a estos jóvenes que han sido grandes embajadores de nuestro país en Nueva Zelanda. Estamos seguros que esta gran experiencia les ha permitido incorporar capacidades y actitudes que, sin duda, marcarán positivamente su futuro. A través del programa Pingüinos Sin Fronteras queremos ayudar a instaurar una cultura pro-emprendimiento, que valore el aprendizaje detrás de un eventual fracaso, que comprenda la importancia de la colaboración para convertir ideas en proyectos y valore a los emprendedores e innovadores”.

La bienvenida contó también con la presencia de autoridades de la embajada de Nueva Zelandia en Chile, que colaboró con la realización y éxito de este programa. El embajador, John Capper dijo al respecto: “Estamos felices de recibir de regreso a los primeros pingüinos. Este programa proporciona a los jóvenes chilenos la oportunidad de conocer el sistema educacional de Nueva Zelandia, reconocido por sus altos estándares de calidad, creatividad e innovación, para que puedan integrarse y aprender a temprana edad a relacionarse con un mundo globalizado. Estos primeros alumnos han dejado una excelente impresión en nuestros colegios y los nuevos pingüinos serán recibidos con los brazos abiertos”.

100 nuevos escolares partirán en el 2° semestre

En el marco del Año de la Innovación, el Ministerio de Economía en conjunto con Corfo, ahora llevará a otros cien nuevos escolares que fueron seleccionados para participar en la segunda etapa de este programa, que los llevará a estudiar a Nueva Zelandia durante el segundo semestre académico de este año.

La idea es que puedan adquirir una visión más amplia y completa del mundo antes de entrar a la educación superior o a trabajar, perfeccionando también su inglés, aumentando así sus posibilidades de empleabilidad en el futuro y su capital socio-cultural, para que también transmitan la experiencia a su entorno.

Los estudiantes becados provienen de colegios municipales y particulares subvencionados, que de otra manera no podrían acceder a un programa de intercambio o pasantía estudiantil de estas características.

Pingüinos sin Fronteras costea la pasantía en su totalidad, incluyendo los costos de traslados, pasajes, emisión de las visas, seguros, matrícula, colegiatura, mesadas, pagos a la familia receptora del estudiante en el lugar de destino, comidas, uniformes de colegio, entre otros gastos asociados.