Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Incubadora Social PUCV capacitará y entregará capitales semillas a emprendedores de modesta condición económica

Fecha de publicación: 19 de julio de 2013
La iniciativa nace del programa de emprendimiento social que junto a la Fundación Techo y el apoyo de Corfo, trabaja con usuarios y beneficiarios de instituciones como Teletón, ProDeMu y SENAME, entre otras.
Incubadora Social PUCV capacitará y entregará capitales semillas a emprendedores de modesta condición económicaCecilia Calderón es madre de cuatro hijos, con quienes vive en el campamento Manuel Bustos, en Villa Independencia, Viña del Mar. Hasta el 2010, se dedicaba a las tareas de madre y dueña de casa, pero la muerte de su marido la obligó a buscar una forma de generar dinero para sostener a su familia.

Entonces participó, ese mismo año, de un taller de confección textil organizado por la Fundación Techo, que trabaja junto a los dirigentes y los pobladores de dicho campamento desde hace años. “Me fue muy bien, pues me di cuenta de que tenía bastante habilidad para elaborar ropa y accesorios. Incluso la profesora del taller me pidió que hiciera algunas cosas para ella”.

Fue así como en el 2011, Cecilia Calderón inició su propio emprendimiento, CreaTelar , consistente en la confección de productos principalmente a base de lanas naturales y fieltro: ponchos, chalecos, bufandas, aros, guantes y accesorios para el hogar, de hermosos diseños y atractivos colores.

Un emprendimiento para el que contó con capacitación y un microcrédito de cien mil pesos durante el 2012, en el marco del programa de emprendimiento social de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, y que necesita seguir haciendo crecer, produciendo más, posicionando su marca y aumentando las ventas, sobre todo porque en la actualidad sus ingresos alcanzan los 150 mil pesos mensuales.

Apoyo multidisciplinario, técnico y económico

La Incubadora Social PUCV brindará asistencia multidisciplinaria, técnica y económica a personas que deseen crear o transformar su idea o iniciativa en un emprendimiento autosustentable y rentable, y que por medio de sus utilidades logre generar un cambio positivo en su vida individual y familiar.

Esta incubadora nace de la ejecución del proyecto “Un Techo más alto: hacia la sustentabilidad del programa de emprendimiento social de PUCV y Techo que potencia y dinamiza el entorno emprendedor”, que la Católica de Valparaíso ha llevado a cabo junto a la Fundación Techo y con apoyo de la Corfo.

Compromiso por una sociedad más justa

El rector Claudio Elórtegui expresó que tanto dicho proyecto como la incubadora “son un vivo testimonio de nuestro compromiso por contribuir a una sociedad más justa e igualitaria” y que lo hecho desde el 2012 “va claramente en esa dirección”.

Según detalló, en su primer año de operación, “el programa de emprendimiento social permitió capacitar a 31 personas en planes y modelos de negocios básicos, financiar la compra de materiales y maquinarias con capitales semilla de la Universidad y, en los casos de mayor éxito, regularizar sus emprendimientos ante el Servicio de Impuestos Internos. En un noventa por ciento, estos emprendedores son mujeres. Todos ellos, pobladores de asentamientos precarios que anhelan desarrollar sus propios negocios para mejorar sus vidas y las de sus familias”.

El director de Innovación y Emprendimiento de la Universidad, Etienne Choupay, explicó que en el proceso de apoyo que ofrecerá la Incubadora, cada emprendedor deberá pasar por tres etapas, las que totalizarán 21 sesiones de capacitación. “Ellos podrán acceder a un Capital Semilla PUCV dirigido a financiar materiales y/o maquinaria necesaria para fortalecer e impulsar su negocio”.

En las capacitaciones, especificó, participarán profesionales de la Dirección de Innovación y Emprendimiento PUCV y también alumnos de algunas carreras de la institución, así como entidades externas a través de talleres grupales.