Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Mujeres de Viña del Mar Alto se vuelven a levantar y desarrollan su espíritu emprendedor

Fecha de publicación: 31 de enero de 2013
Se trata de 50 mujeres, de las cuales 7 fueron afectadas por el incendio de Miraflores Alto y sus alrededores de febrero del 2012, y que gracias a un programa de Corfo se volvieron a levantar.
Mujeres de Viña del Mar Alto se vuelven a levantar y desarrollan su espíritu emprendedorPatricia Campos, casada, dos hijos, es parte de las personas afectadas por el incendio en Miraflores Alto y una de las siete microempresarias que participaron del proyecto, “Levántate: desarrolla tu espíritu emprendedor”, ejecutado por la Fundación Simón de Cirene y apoyado por Corfo. El proyecto, culminó con la certificación a 50 mujeres que se dedican a diversas materias como disfraces; podología; confección de ropa y comida rápida como es el caso de Patricia Campos, quien hoy cuenta con herramientas de emprendimiento claves para seguir adelante.

“El programa para mi llegó en el momento preciso, aprendí harto, las profesoras fueron excelentes, y nada difícil porque uno inmediatamente captaba todo lo que ellas iban diciendo. Yo me agarré bien del curso, muy bien con las profesoras, fue excelente”, señala muy contenta y agrega que ahora sabe bien lo que es un plan de negocios, qué es el marketing, hoy se siente más segura de lo que hace.

El proyecto “Levántate: desarrolla tu espíritu emprendedor” es parte de un programa de apoyo al entorno emprendedor de Corfo, el cual tiene como objetivo, fomentar una cultura que busque mejorar la competitividad de la economía, a través de programas de amplio impacto que validen y promuevan la opción de emprender e innovar como herramientas privilegiadas de desarrollo económico y social.

Es así como el proyecto desarrollado por la Fundación Simón de Cirene, fue fomentar nuevas alternativas de trabajo para pobladores de sectores vulnerables de Miraflores Alto, logrando que los beneficiarios conciban el emprendimiento como una alternativa real y posible, a través de un programa altamente participativo y lúdico que les permitió reconocer y potenciar tanto sus habilidades blandas como las competencias necesarias para emprender.

El Programa tuvo una duración de 10 meses y constó de 3 etapas. Cada entrega de conocimientos fue, a través de actividades participativas, dinámicas vivenciales y mesas de trabajo, lo que responde a la metodología de ‘aprender haciendo’. Esto busca rescatar las habilidades, conocimientos y destrezas desarrolladas previamente por las participantes para aumentar su nivel de conocimiento y de respuestas.

Para el director regional de Corfo, Víctor Fuentes, este tipo de iniciativas es lo que busca potenciar la entidad este año. “Queremos que los emprendedores se atrevan a hacer las cosas de manera diferente a imaginar que pueden crecer y cumplir sus sueños, entregándoles herramientas concretas y de fácil comprensión”.