Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Parten las clases del programa Becas de Inglés en Aysén

Fecha de publicación: 14 de agosto de 2013
En promedio, los becarios mejoran su inglés hasta en 139 puntos lo que se traduce en que el 68% de ellos alcanza el nivel de inglés mínimo requerido para interactuar en el ámbito del trabajo.
Parten las clases del programa Becas de Inglés en Aysén28 alumnos fueron los beneficiados en la región, por lo que la directora regional de Corfo, Carolina Bascur, la Seremi de Educación, Teresa Calvis, y el director de Sercotec, Enrique Garín, encabezaron un ceremonia que contó con la presencia de becados y profesoras, dando así inicio formalmente a las clases de inglés que se imparten en el marco del programa de Becas de Inglés Corfo.

“En el mundo globalizado en el que hoy vivimos, es fundamental saber inglés. Queremos tener una región y un país que se inserte en el mundo y que seamos más competitivos. Es por eso que nuestro gobierno - a través de Corfo - ha potenciado esta herramienta que permite que los alumnos que participan, pierdan la vergüenza, se atrevan y mejoren su inglés alcanzando un nivel intermedio. Con esto definitivamente estamos creando más oportunidades de desarrollo”, sostuvo Carolina Bascur, directora regional de Corfo.

Cabe destacar que este programa – que incluye cursos de 100 y 200 horas - contempla una medición del progreso obtenido en el idioma y otorga una certificación internacional (TOEIC) que acredita el nivel de inglés de los alumnos, el cual pueden adjuntar a sus antecedentes laborales con el fin de mejorar su empleabilidad.

Beneficiados

El alumno Felipe Cabezas, sostuvo que “hay mucha información que uno debe manejar en el ámbito profesional la cual viene en inglés, por lo que es súper necesario manejar esta herramienta. Es una oportunidad muy buena, sobre todo en una región tan extrema como esta donde es muy difícil acceder a este tipo de capacitaciones”.

“Definitivamente saber inglés te da un gran plus en lo laboral. Yo recomiendo este curso a ojos cerrados, sobre todo por lo personalizado que son las clases ya que se trata de un grupo pequeño. Al finalizar espero estar en condiciones comunicarme con facilidad, tanto en la compresión como para hablarlo”, concluyó la becaria Sol Sire.