Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Novedades en programas de emprendimiento de Corfo buscan flexibilizar y aumentar la cobertura a todo el país

Fecha de publicación: 5 de agosto de 2013
Entre ellas destacan los cambios en la forma de postular al Capital Semilla, que ahora será directa para los emprendedores –sin necesidad de intermediario- y bajo modalidad de concurso.
Con el fin de entregar una mejor cobertura y flexibilizar el acceso, este organismo estatal que promueve el emprendimiento, la innovación y la competitividad en Chile, adelantó que lanzará nuevos programas y realizará cambios a los ya existentes.
Los cambios apuntan principalmente a aumentar la cobertura geográfica de sus programas de emprendimiento para llegar a todo el territorio nacional, con un énfasis especial en regiones, además de agilizar la toma de decisiones, reducir los tiempos, aumentar los recursos para los emprendedores y extender el apoyo a proyectos de alto potencial que no son necesariamente innovadores. 
“El año pasado modificamos la estructura interna de Corfo y creamos una Gerencia de Emprendimiento, justamente porque para el Gobierno el emprendimiento es una prioridad. Estamos convencidos que junto con la innovación son herramientas claves para superar la pobreza y para que Chile se convierta en un país desarrollado a fines de esta década”, afirmó el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Hernán Cheyre.

Las novedades 
Entre las modificaciones que tendrá el programa Capital Semilla –que ha beneficiado a más de 1.000 emprendimientos a la fecha-, destaca la flexibilización y reducción de los requisitos exigidos al postular, permitiendo a los emprendedores hacerlo directamente, sin necesidad de contar con un intermediario (patrocinador o incubadora).
“En los últimos años hemos visto que el emprendimiento se ha posicionado como una alternativa real para cientos de chilenos. Estos avances, que se reflejan en una actitud más proclive hacia el emprendimiento y mejoras en la habilidad de los emprendedores para hacer crecer sus negocios, han motivado los cambios a nuestros programas; por ejemplo, en la línea de no exigir la participación de un intermediario en las postulaciones al Capital Semilla”, explica Juan de Dios Carvajal, gerente de Emprendimiento de Corfo.

Otro cambio en este instrumento tiene relación con la forma de postulación. Hasta ahora, los emprendedores podían postular cualquier día del año, modalidad conocida como “ventanilla abierta”. Esto cambiará por un formato de concurso, que busca sistematizar este apoyo a través de un calendario periódico e integrar distintas miradas y experiencias en la evaluación de las ideas de negocio que se presenten. Durante septiembre-octubre estará operativo este Capital Semilla renovado. Por ahora y hasta esa fecha, Corfo mantendrá suspendidas las postulaciones al programa.

Además de los cambios al Capital Semilla, Corfo está lanzando el nuevo Programa de Apoyo Regional al Emprendimiento, que implicará recursos específicos para apoyar emprendedores en todo el país. Con esto se busca apoyar la creación de nuevos emprendimientos a través de las respectivas Direcciones Regionales de Corfo, en formato de concurso, aumentando así la cobertura geográfica, flexibilizando las condiciones de postulación, ya que será opcional la figura del patrocinador. Además, cada región definirá qué sectores productivos priorizará en la selección de los ganadores del concurso, en línea con las definiciones realizadas a nivel local. 

Por otra parte, Corfo también se anunció el lanzamiento de un nuevo programa que busca apoyar emprendimientos locales con alto potencial de crecimiento, pero que no son necesariamente innovadores. El Subsidio Semilla de Asignación Flexible para el Apoyo de Emprendimientos de Desarrollo, o SSAF-D, empezó a implementarse a través de incubadoras en las regiones de Magallanes, Aysén, Los Lagos, Biobío, O’Higgins, Antofagasta y Metropolitana, lo que se extenderá pronto al resto del país. 

También se lanzó el Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento que apunta a la creación de nuevos negocios de alto potencial local y se anunció cambios en el apoyo a las incubadoras, que les permitirán respaldar emprendimientos tradicionales, no necesariamente innovadores.