Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Mujeres de la región de O'Higgins participan en escuela de emprendimiento

Fecha de publicación: 5 de agosto de 2013
Con el objetivo de fortalecer le competitividad, a través de la capacitación y el reforzamiento de destrezas y habilidades, se realizó por tercer año esta iniciativa.
"Espirales de Emprendimiento Femenino", financiado por Corfo y ejecutado por la Universidad del Pacífico en asociación con Sernam, congregó a emprendedoras y pequeñas empresarias de diversas comunas de la región. Un total de 30 mujeres participaron de esta escuela, en el marco del proyecto "Espirales de Emprendimiento Femenino" financiado por InnovaChile de Corfo y ejecutado por la Universidad del Pacífico con el apoyo de Sernam.

“Este Programa de Apoyo al Entorno, permitió entregarles las herramientas para que las emprendedoras puedan administrar mejor sus negocios, a través de cursos de comercialización, diseño y además que se puedan conocer entre ellas, generando redes y asociatividad, para que puedan alcanzar un desarrollo inclusivo”, destacó el director regional(s) de Corfo, Abel Benítez. 

En la ocasión, asistieron mujeres emprendedoras, usuarias de programas de Sernam y Corfo, quienes expusieron parte de sus novedosos productos, y relataron cómo los apoyos recibidos por parte de instituciones de Gobierno han resultado fundamentales para el desarrollo de sus ideas de negocios.
“La importancia del emprendimiento femenino radica en que es una posibilidad adicional para superar los índices de pobreza. Una mujer emprendedora, no sólo beneficia su desarrollo personal, sino que también contribuye a una mejor calidad de vida de quienes están bajo su responsabilidad y, de paso, con su tenacidad y constancia, aportando al sector productivo de nuestro país”, señaló la directora regional de Sernam, Loreto Monardes.

Mujeres Emprendedoras

Uno de los emprendimientos más novedosos que se pudieron apreciar en esta muestra fue el de María Fernanda Galaz, emprendedora de Rengo que vio la necesidad de comercializar productos envasados al vacío en formato, de cazuela, charquicán y papas fritas entre otros.

“Cuando trabajaba, me di cuenta que no tenía tiempo para poder cocinar en mi casa, entonces vi la necesidad de poder crear un negocio que le pudiera facilitar la vida a la dueña de casa y trabajadora, entonces se me ocurrió la idea de hacer y comercializar estos productos envasados, que tienen duración y son una solución práctica”, dijo María Fernanda Galaz. 

Estas Escuelas de Emprendimiento se están desarrollando en todas las regiones del país y buscan capacitar a más de 500 mujeres emprendedoras, a través de un plan de estudios que permita identificar sus oportunidades de negocios, trabajar en redes y enfrentar desafíos entre otras competencias.