Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Programa de repoblamiento permite aumentar la población de lenguados en la bahía de Tongoy

Fecha de publicación: 15 de mayo de 2012
El Gobierno regional, Corfo y Fundación Chile ingresaron al mar 70 mil especies jóvenes para recuperar el recurso y abrir una nueva fuente de ingreso a los pescadores artesanales.
Durante los últimos 10 años se ha registrado una disminución en la población de lenguados en la zona norte del país. A causa de esta disminución, una iniciativa financiada por el Gobierno Regional de Coquimbo y Corfo a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), ha permitido desarrollar un programa inédito en la Bahía de Tongoy, que consiste en la producción artificial de juveniles de lenguado para luego ser liberados al ambiente para su desarrollo hasta las tallas de extracción. El objetivo es lograr aumentar las capturas de este recurso, y de la misma manera los ingresos de los pescadores artesanales.

"El tema de mantener la pesca artesanal parte por esto. Queremos ser acuicultores y este repoblamiento marca un hito porque es mejor echarle al mar que quitar (…) agradecemos la disposición del Gobierno Regional para apoyarnos en esta idea", manifestó Leonardo Carvajal, Presidente de los pescadores de Tongoy.

 Por su parte, Julio Alfaro, tesorero de la agrupación de pescadores, destacó la iniciativa y dijo que será una buena oportunidad para los pescadores del sector como nueva fuente de ingreso. "Esto también tendrá efectos en el turismo porque habiendo lenguado, la gente viene a pescar. Es algo que nos servirá mucho", agregó.
Esta es la segunda etapa del proyecto y próximamente se sembrarán otros ejemplares hasta entregar 70 mil lenguados que es la capacidad del programa.
 El Intendente Sergio Gahona explicó que en total fueron 410 millones de pesos del GORE, administrados por Corfo y 140 millones de Fundación Chile y los pescadores artesanales.

"Lo importante de esto es ir apoyando la productividad de la región y esto es un proyecto que apunta a diversificar la productividad local y poder darle el sustento adecuado como es la pesca artesanal", señaló el jefe regional.

Por su parte, Cristian Morales, señaló que este proyecto es replicable en el país. "Lo que hacemos es usar una tecnología conocida, ya con eso podemos masificar la producción de juveniles en cualquier parte del país". Morales indicó también que el proyecto tiene una duración de tres años para reproducir la especie.

Los lenguados producidos pesan entre 10 y 20 gramos en un ambiente controlado, en estanques de fibra de vidrio y es preciso acondicionarlos antes de liberarlos, según explicó Antonio Vélez, Director del Proyecto.

"Al ser liberados en el mar se ubican en el fondo y se posicionan allí. Si no son acondicionados no se entierran y por ende no se protegen. Por eso depende de nosotros acondicionarlos", explicó.