Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Innovador proyecto para mejorar la producción del maíz Lluteño en Arica

Fecha de publicación: 23 de septiembre de 2011
Este cultivo ancestral es de gran importancia agroalimentaria y es el mayor superficie en la provincia de Arica. hoy corre riesgos por la competencia de maíces híbridos, que poco a poco se han ido introduciendo en la zona.
Innovador proyecto para mejorar la producción del maíz Lluteño en Arica
Fecha de publicación: 23 de septiembre de 2011

Este cultivo ancestral es de gran importancia agroalimentaria y es el mayor superficie en la provincia de Arica. hoy corre riesgos por la competencia de maíces híbridos, que poco a poco se han ido introduciendo en la zona.

El maíz Lluteño, ese que se degusta todo el año en la mesa de cientos de nortinos, constituye el centro de un proyecto que pretende revalorar, mejorar su producción y protegerlo mediante la inscripción en el Registro de Variedades Protegidas del Servicio Agrícola y Ganadero, ( SAG). Para esto último cuentan también con el apoyo del PIPRA (Centro dePropiedad Intelectual para la Agricultura) de la Universidad de California.


Todo ello, porque si bien es un cultivo de origen ancestral, único y exclusivo del valle de Lluta, hoy corre riesgos por la competencia de maíces híbridos, que poco a poco se han ido introduciendo en la zona,  si bien su grano no tienen el mismo sabor, ni la chala (o caña) es tan bondadosa para la alimentación animal, tienen la ventaja que desde la siembra a la cosecha ocupan sólo tres meses, mientras que el maíz Llluteño demanda seis. Sin embargo, el precio en el mercado aún lo hace sustentable. Estamos hablando del choclo o mazorca, pese a que en Arica generalmente queda sólo el de segunda y tercera calidad, porque el de mejor se va a los mercados de Iquique, Calama y Antofagasta.

Para el director regional de Corfo, Gabriel Abusleme, la meta es lograr que no sólo los nortinos puedan disponer en sus mesas de este excelente producto, sino todos los chilenos, con lo que estaremos potenciando la marca "Arica" como excelentes proveedores de la alimentación nacional, y de paso mejorar la rentabilidad de los agricultores locales.

El proyecto

El proyecto está a cargo de un grupo multidisciplinario de profesionales y técnicos de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Tarapacá. También participan la Cooperativa Agrícolas Las Gaviotas, la Asociación de Agricultores del Valle de Lluta y la empresa Semillas Pioneer.

Para la Dra. Elizabeth Bastías, quien lidera el grupo de profesionales y técnicos que participan -12 en total- en el proyecto, las expectativas son altas, porque así como las momias chinchorro son un patrimonio arqueológico de la mayor relevancia para esta región, el maíz Lluteño es un patrimonio natural de la mayor importancia. "Lamentablemente en este como en otros casos, tenemos recursos fitogenéticos muy valiosos que han sido poco protegidos y estudiados".

Los orígenes de este cereal datan de 4 mil años. Se caracteriza por ser un cultivo altamente tolerable a la salinidad y al exceso de boro, ambos elementos presentes en demasía en el suelo y el agua del valle de Lluta. También tolerable a la fuerte irradiación solar, que durante los meses de verano otros no soportan en dicho valle.

El desafío, es conseguir la denominación de origen para este maíz. El único en el mundo que lo tiene es el "maíz blanco gigante" de Cusco, que por sus características es muy parecido al Lluteño. "Son una especie de primos hermanos", precisa la doctora Bastías.

Cultivo único

Este es un maíz con tolerancia a todo, suelo, agua y sol. Rico en aminoácidos esenciales, gran ventaja frente a otros maíces que han sido intervenidos. Mayor importancia cobra preservar el maíz Lluteño, si recordamos que para la FAO los cultivos locales son los que dan seguridad alimentaria para el futuro. De ahí su relevancia agroalimentaria.

Según la Dra. Bastías este maíz sobrepasa los dos metros de altura, por lo que tiene una biomasa altísima, con gran cantidad etanol, para bioenergía, usando solo la chala. En un estudio preliminar presentado en un congreso en Mérida (México) se demostró que los niveles de etanol de este maíz, son poco más bajas que los de EEUU y Alemania, por ejemplo, pese a que allá utilizan hasta la mazorca.
Los estudios e investigaciones a realizar son varios, desde el aspecto agronómico, arqueológico, histórico y cultural, hasta sus bondades para la alimentación, la bioenergía y sus características fitogenéticas.

Al trabajo en laboratorios, bibliotecas (incluso de Lima), con grandes expectativas se trabaja en terreno, con tres parcelas demostrativas, en una de las cuales se cultiva el maíz tal como lo han hecho los agricultores desde siempre, mientras que en las otras se aplican las nuevas tecnologías, la innovación. Entre los objetivos está en que sin alterar lo que identifica a este maíz, lograr aminorar el tiempo de su proceso de cultivo, que es donde está en desventaja actualmente, por supuesto también elevar los niveles de producción. En fin, hacerlo más competitivo respecto a los demás cultivos de maíz.

Así, el estudio se plantea caracterizar los niveles nutricionales y organolépticos del grano fresco y seco con el fin de evaluar su potencial como alimento funcional, llegar al manejo integrado del cultivo con el propósito de mejorar y/o aumentar la producción y su calidad. Además, analizar la posibilidad de diversificar la producción: forraje, bioetanol y subproductos.

Desde el punto de vista científico, se estudiará su comportamiento fisiológico, químico y bioquímico, evaluando la capacidad fotosintética. También se realizará un diagnóstico de la diversidad genética y fenotípica. Todos antecedentes que permitirán obtener información básica para mejorar la producción y definir estrategias para ello.

El citado proyecto se denomina "Revalorización, protección y mejoramiento productivo del maíz Lluteño, un cultivo originario de la provincia de Arica, altamente tolerante a la salinidad y al exceso de boro. Una alternativa para su desarrollo", y forma parte de la línea de Innovación Precompetitiva de Bienes Públicos, de InnovaChile de Corfo.