Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Pymes metalmecánicas de la Región del Biobío accederán a nuevas tecnologías

Fecha de publicación: 21 de marzo de 2011
En la zona no existen instituciones que puedan entregar soluciones técnicas para mejorar procesos de soldadura y entregar asistencia técnica a estas Pymes, pero un proyecto apoyado por Corfo a través de InnovaChile busca cambiar esta realidad.
Pymes metalmecánicas de la Región del Biobío accederán a nuevas tecnologías
Fecha de publicación: 21 de marzo de 2011

En la zona no existen instituciones que puedan entregar soluciones técnicas para mejorar procesos de soldadura y entregar asistencia técnica a estas Pymes, pero un proyecto apoyado por Corfo a través de InnovaChile busca cambiar esta realidad.

Según proyecciones del sector metalmecánico regional, podría haber un déficit de 1.500 soldadores para los próximos cinco años, debido a la carencia de trabajadores especializados. Para aumentar y mejorar la oferta de recurso humano, la Universidad Técnica Federico Santa María (USM) implementará un innovador proyecto con el financiamiento de InnovaChile de Corfo.

Se trata del Programa de Gestión para la Transferencia de Tecnologías en Soldadura para la Industria Metalmecánica de la Región del Biobio, enmarcado en el Concurso de Bienes Públicos para la Innovación y Fortalecimiento de Capacidades para la Reconstrucción de InnovaChile, que aportó $180 millones, de un total de $312 que demandará la iniciativa.

Este programa, que se desarrollará en un plazo de dos años, busca la creación de centros especializados que les permitan a las pymes del sector metalmecánico acceder a nuevas tecnologías y mejorar sus procesos productivos, especialmente en el área de la soldadura que es un tema sensible para el sector.

En la región del Biobío no existen instituciones que puedan entregar soluciones técnicas para mejorar procesos de soldadura y entregar asistencia técnica a las pymes metalmecánicas, por lo tanto esta es una oportunidad detectada en el mercado regional que permitirá hacer una contribución importante al desarrollo de las empresas y mejorar su competitividad.

Se ha detectado además, que las pymes del sector presentan un bajo nivel de especialización y deficiencias importantes en el capital humano, debilidades que afectan directamente su capacidad para acceder a mejores contratos.

Sergio Jara, director regional de Corfo, señaló que con este proyecto se genera un círculo virtuoso, donde actúa el modelo de la triple hélice, en el cual las universidades, las asociaciones gremiales y el gobierno se unen para aumentar la competitividad del sector metalmecánico, "que se está conformando como un cluster en forma natural en la Región del Biobío, por lo tanto tenemos que apoyarlo fuertemente".

Según datos de la asociación gremial Met Bío Bío, en la Región existen cerca de 1.500 pymes metalmecánicas, que generan cerca de 20 mil puestos de trabajo. De ese total, 350 corresponden a pequeñas y medianas empresas y unas 1.200 son microempresas.

Sergio Jara agregó que el programa, que inicialmente partirá como un centro de transferencia tecnológica, le entregará los insumos tecnológicos a las pequeñas y medianas empresas de la región y fortalecerá su capital humano para hacerlas más productivas y competitivas.

Alejandro Navarro, director del Departamento de Desarrollo y Proyectos Externos de la USM, señaló que a partir de un convenio suscrito con el Principado de Asturias, trabajarán con la Fundación Metal y con otras empresas. "El año pasado, por intermedio de Corfo, tres universidades y empresarios recorrimos el principado viendo sus centros científico-tecnológico, su parques industriales, para poder replicar acá un centro científico tecnológico. Dentro de esos vimos centros especializados en acero, que están dentro de este proyecto aportando insumos", explicó.

Mejores herramientas

Conscientes de las necesidades del sector, los representantes del gremio metalmecánico valoraron la iniciativa. Renato Vergara, gerente general de A.G. Met Bío Bío, señaló que para el sector, el acercamiento con las universidades es un tema prioritario, pero una de las falencias es la calificación de la mano de obra. "Esto se supera capacitando soldadores con una formación básica; hay que transferir las tecnologías también al mundo empresarial para poder tener una mejor competitividad, y estar vigilando las tecnologías que hay a nivel mundial para posicionar a la región en un aspecto más competitivo".

En la misma línea, Patricio Inostroza, gerente de Servohidráulica Ltda., opina que es crucial para el sector mejorar la oferta de soldadores. "Nosotros vamos a tener una falencia de aquí a cinco años de 1.500 soldadores dentro de la región y, por supuesto, que esto nos apoya enormemente sobre todo siendo transferencia tecnológica que viene desde Europa y que nos va a llevar a manejar tecnología de punta y elementos de punta para capacitar a nuestro personal".