Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Microempresarios de La Garza quieren ser la Puerta Norte de productos agropecuarios y pesqueros del país

Fecha de publicación: 29 de marzo de 2011
Con apoyo de Corfo, los 105 socios de este Centro de Comercio Agropecuario y Pesquero ubicado en la comuna de Coquimbo iniciaron un Programa de Difusión y Transferencia de Tecnologías para mejorar sus negocios.
Microempresarios de La Garza quieren ser la Puerta Norte de productos agropecuarios y pesqueros del país
Fecha de publicación: 29 de marzo de 2010

Con apoyo de Corfo, los 105 socios de este Centro de Comercio Agropecuario y Pesquero ubicado en la comuna de Coquimbo iniciaron un Programa de Difusión y Transferencia de Tecnologías para mejorar sus negocios.

Mejorar sus procesos de comercialización y profesionalizar su trabajo, es la ambiciosa meta del grupo de microempresas de La Garza, en la comuna de Coquimbo, que iniciaron un Programa de Difusión y Transferencia Tecnológica (PDT), cofinanciado por Corfo a través de InnovaChile.

La iniciativa, que recibió un aporte de $75 millones de pesos, apunta a transferir a los microempresarios que componen la asociación La Garza S.A. conocimientos y herramientas tecnológicas de gestión para administrar eficientemente sus empresas, contribuyendo a la profesionalización de sus negocios individuales y asociativos.

Estamos orgullosos de lo que hemos conseguido

Ubicado en un lugar estratégico -a un costado de la Ruta 5 y cercano al Puerto de Coquimbo-, actualmente este grupo de 105 familias genera además trabajo para más de 240 familias en forma directa. La Garza surge hace unos años como un espacio para feriantes informales, comerciantes que luego adquirieron un terreno a la salida norte del puerto de Coquimbo para comenzar formalmente su negocio bajo la figura de sociedad anónima.

La evolución de esta Agrupación no ha estado exenta de dificultades, teniendo que regularizar aspectos sanitarios, ambientales, financieros y de infraestructura. Tal como lo relata Daniel Araya, administrador general de La Garza S.A., "somos un grupo humano que trabajaba en la calle, donde muchas autoridades haciendo cumplir la ley -lo que se entiende- muchas veces nos corrieron. Por eso nos juntamos y nos formalizamos. Hoy día estamos orgullosos de los hemos conseguido, llevamos luchando no sólo dos años, sino mucho más".

Al destacar las cualidades y potencialidades de este grupo, Araya pone énfasis en la fortaleza que les ha dado trabajar unidos. "Hemos demostrado que podemos permanecer asociados, (...) nosotros hemos sido capaces de permanecer 105 familias con un solo sueño: ofrecer un Centro Comercial para Coquimbo".

Estos comerciantes están convencidos de su proyecto, y por eso confían en que junto con impulsar este centro agropecuario, podrán convertirse en un polo de atracción turística, en un lugar de encuentro y de capacitación. "Tal vez las escuelas agrícolas de la región podrían realizar pasantías en nuestras dependencias", expresó el administrador. "Somos la puerta norte y somos la vitrina de todos los agricultores de Pan de Azúcar para que traigan acá sus productos", finalizó.


Asociatividad y capacidades

Otros de los objetivos de la iniciativa apoyada por Corfo, apuntan a potenciar el trabajo asociativo de estas microempresas, optimizar la administración comercial y entregar conocimientos en informática. Por eso en el marco del proyecto, inauguraron una sala multiuso con equipamiento necesario para recibir capacitación en internet, procesos tributarios, entre otros.

Además, entre las actividades que ya han realizado, destaca la gira que les permitió conocer las dependencias del centro de comercio Lo Valledor de Santiago, el Terminal Pesquero Metropolitano y la Asociación Nacional de Ferias Libres.

En todo el proceso, han recibido apoyo de instituciones como la Municipalidad de Coquimbo -a través de su Oficina de Fomento Productivo- y de la Corfo. "Esta es una gran oportunidad que les permitiría transformarse en el principal centro agro-pesquero de la zona norte del país. El aporte de Corfo no es menor, fueron alrededor de 76 millones de pesos para su primera etapa, y ahora viene la transferencia", señaló el director regional de Corfo, Cristian Morales.

"Estamos mejorando sus capacidades, lo que les permite por ejemplo, comercializar y distribuir en forma conjunta, acceder a mejores precios, conocer el mercado; por eso hemos considerado asesorías para que puedan proyectar en el tiempo muchos otros servicios a fin de convertir este centro en una gran empresa", explica Morales.