Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Monitoreo en línea de proceso de biolixiviación despierta interés en la industria minera

Fecha de publicación: 9 de febrero de 2011
En la actualidad, los buenos resultados de un proyecto biotecnológico apoyado por InnovaChile de Corfo, han permitido a la empresa Aguamarina encontrarse en negociaciones con varias mineras para hacer pruebas pilotos con el objetivo de consolidarse como un proveedor estratégico de clase mundial.
Monitoreo en línea de proceso de biolixiviación despierta interés en la industria minera
Fecha de publicación: 9 de febrero de 2011

En la actualidad, los buenos resultados de un proyecto biotecnológico apoyado por InnovaChile de Corfo, han permitido a la empresa Aguamarina encontrarse en negociaciones con varias mineras para hacer pruebas pilotos con el objetivo de consolidarse como un proveedor estratégico de clase mundial.

La industria minera en nuestro país, y fundamentalmente en el Norte de Chile, rápidamente ha ido incorporando dentro de sus operaciones distintas alternativas para la recuperación de cobre, desde sulfuros de baja ley. Un claro ejemplo es la biolixiviación, cuya técnica consiste en disolver metales en un medio acuoso a través de bacterias ó microorganismos acidófilos capaces de oxidar el fierro y sulfuro para producir la liberación, en este caso, del cobre en solución desde los minerales tratados.

Tradicionalmente, el monitoreo biológico de las pilas de biolixiviación se realiza a través del recuento de bacterias mediante técnicas simples y/o más complejas y de mayor costo. Pero el dato más relevante tiene relación con el tiempo de análisis y seguimiento operacional de las pilas, el cual repercute en largos periodos de extracción.

Considerando esta problemática, la empresa de servicios y productos biotecnológicos Aguamarina, presentó un proyecto a InnovaChile con el objetivo de desarrollar un sistema de monitoreo en línea de la biomasa circulante. Corfo apoyó esta iniciativa entregándole un cofinanciamiento de $253 millones y hoy, luego de 24 meses, la directora del proyecto y reconocida doctora e investigadora Pamela Chávez, nos cuenta de DEVICE y sus resultados.

"El impacto y el avance del proyecto que desarrollamos con el apoyo de InnovaChile es espectacular, de modo tal que pensamos que la inversión se va a recuperar con creces"
-Device es un dispositivo, un aparato de fibra óptica que se instala en un proceso para tener a través de una señal de luz un recuento directo de bacterias, sin tener que tomar una muestra, mandarla a un laboratorio, y esperar 10 días para saber que se te están muriendo. Este dispositivo te permite hacer un control en línea, esto es, saber en tiempo real la cantidad de microorganismos que está haciendo un trabajo determinado, explica Pamela Chávez.

¿Ustedes diseñaron este dispositivo?
Sí, este proyecto contempló hacer el dispositivo, la ingeniería, el software, y la investigación de soporte. Y bueno, gracias a los resultados, hoy estamos en negociación con varias mineras para hacer pruebas pilotos, esperando consolidarnos como un proveedor estratégico de clase mundial.

¿Lo probaron entonces a nivel industrial?
Así es, ya tenemos la tecnología probada y sabemos que sirve. Hay algunas modificaciones que debemos hacer, por ejemplo en el control del software, para que aparte de traducir las células por ML el operador reciba una señal al celular, tipo alarma, de que las bacterias bajaron, para que quien esté a cargo pida que revisen el aire, el PH, etc. Es una nueva forma de llevar la pila, va a servir para la automatización.

Y habrá entonces un ahorro en agua y tiempo
Va a haber ahorro en todo sentido, porque en la medida que tu tengas control, vas a saber qué tanto ácido o aerosol tienes que agregar, porque hoy en día trabajamos con la lógica del "mejor que so-sobre, a que fa-falte", pero no lo estamos viendo desde el punto de vista de los microorganismos.

Entiendo que este proyecto contempló dos grandes etapas: la transfección de genes de fluorescencia y la construcción de un sistema de monitoreo.
Así es, por un lado está la ingeniería para hacer un monitoreo en línea de la masa circulante, pero por otro lado está el hecho de que la biomasa circulante te mande una señal suficientemente fuerte para que el equipo lo detecte, entonces trabajamos en el clonaje del Thiobacillus para generar la proteína verde fluorescente y eso es un gran hito, porque del Thiobacillus hay un solo paper de clonaje, y todo el mundo ha querido clonarlo siguiendo esa metodología y no ha podido, porque los clonajes son super complicados en este bicho. Nosotros nos demoramos un año y medio y eso es un hito.

¿Entregó alguna otra sorpresa este proyecto?
Bueno, el proyecto efectivamente está enfocado a la minería, pero a poco andar nos dimos cuenta de que es un proyecto transversal, como todo proyecto de biotecnología. Algo importante de contar es que en Septiembre fui California, formando parte de la delegación que lideró el Ministro de Economía a Silicon valley, donde tuve la posibilidad de visitar a un equipo de investigadores que tiene un premio Nobel; en el grupo hay un profesor que está trabajando en astrobiología, él quiere ir a Marte... yo acá no más (ríe) y lo interesante es que estamos trabajando en proyectos similares en cuanto a su aplicación, pero los objetivos son distintos. Para la investigación que realiza en Marte, él envía a una nave a tomar muestras, traerlas a la tierra y buscar vida extraterrestre, pero en un planeta qué muestra tomo, tengo que asegurarme que por lo menos la muestra que tomo tenga algo vivo. Entonces hizo un láser que barre la superficie y busca donde hay orgánico y entonces una vez que lo detecta, ésa es la muestra que se trae a la tierra. Esto se va a hacer el 2014, pero lo interesante aquí es que ése aparato funciona con una lámpara y ésa lámpara se puede poner en el DEVICE que hicimos y entonces ya no es necesario clonar. Entonces eso me va a permitir medir, no sólo con mucha sensibilidad lo que pase vivo por las soluciones, sino que además la formación de biopelículas o bacterias pegadas en el mineral en la pila, que hoy no se mide.

Impresionante, es decir que el impacto del proyecto es grande
El impacto y el avance del proyecto que desarrollamos con el apoyo de InnovaChile es espectacular, así que la inversión se va a recuperar con creces. Además que tiene otras aplicaciones, en microalgas por ejemplo, porque emiten clorofila, y la clorofila se mide por fluorescencia, entonces no hay que clonarlas y ya probamos en cultivos y en piletas industriales grandes. Lo interesante de esto es que hay todo un movimiento para hacer cultivos en microalgas para generar biodiesel y esta tecnología se incorpora super bien, porque ellos necesitan monitorear en línea cómo van los cultivos en cada pileta y esta es otra línea que no teníamos contemplada cuando partió el proyecto. En verdad estamos muy contentos.