Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

En Osorno estudian nuevo modelo de negocio usando vacas lecheras

Fecha de publicación: 5 de abril de 2011
El Centro Regional de Investigación INIA Remehue y Frima ProCarne están desarrollando un proyecto apoyado por Corfo para generar un nuevo modelo de negocio consistente en engordar vacas de desecho o descarte.
En Osorno estudian nuevo modelo de negocio usando vacas lecheras
Fecha de publicación: 5 de abril de 2011

El Centro Regional de Investigación INIA Remehue y Frima ProCarne están desarrollando un proyecto apoyado por Corfo a través de InnovaChile para generar un nuevo modelo de negocio consistente en engordar vacas de desecho o descarte y es apoyada por la Corporación de la Carne y el Cluster Cárnico Bovino.


En Osorno, el Centro Regional de Investigación INIA Remehue y Frima S.A. ProCarne están desarrollando un proyecto apoyado por InnovaChile de Corfo para generar un nuevo modelo de negocio consistente en engordar vacas de desecho o descarte en forma contínua para entregar un producto de mejor calidad a la industria.

Rodrigo Morales, médico veterinario y Doctor en Calidad de Carnes Rojas, investigador de INIA Remehue a cargo del proyecto, explicó que se están evaluando los sistemas de engorda más apropiados para maximizar la rentabilidad de un nuevo negocio que puede llegar a ser muy interesante para productores ganaderos de la zona sur.

"El objetivo es aprovechar vacas que son descartadas de las lecherías por su baja productividad o porque no quedaron preñadas, por ejemplo, y someterlas a un sistema de finalización de engorda económico, pero que permita en un período de dos meses entregar un producto de mejor calidad a la industria", puntualizó.

Añadió que "algunos resultados preliminares indican que es posible obtener rentabilidades de más de 200 mil pesos por hectárea, con el sistema en estudio, lo que es un resultado muy bueno para la producción de carne".

Al respecto, Javier Humberto Navarro, ingeniero agrónomo responsable del proyecto por parte de Frima S.A., indicó que "el interés de la industria es obtener un beneficio compartido con el productor ganadero, de tal forma que, por un lado los agricultores obtengan un mejor precio por sus animales, y nosotros como industria podamos contar con un producto de mayor calidad".

Los responsables del proyecto explicaron que hace algunos días se despachó al Frigorífico Mafrisur el primer lote de 10 vacas para ser faenadas, evaluar el resultado de la engorda y medir así la rentabilidad del negocio.

Esto mismo se hará durante 30 meses para poder evaluar técnica y económicamente las mejores opciones de alimentación que permitan obtener un producto de calidad y maximizar la rentabilidad del negocio, tomando en cuenta diversas variables como el precio de los alimentos, las condiciones climáticas y del mercado ganadero, entre otras.

Morales sostuvo que "para poder dar información que sirva realmente a los productores debemos evaluar este modelo de negocio en distintas épocas del año: en invierno, verano, otoño y primavera, y además al menos en dos temporadas para ver las variaciones y adaptaciones que se puedan hacer al modelo propuesto, para que los agricultores que se interesen en este negocio puedan tomar decisiones acertadas".