Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Tres regiones del país trabajarán el cultivo de erizos en ambiente controlado

Fecha de publicación: 14 de septiembre de 2010
Atacama, Coquimbo y Magallanes son las tres zonas en que se llevará a cabo un Programa de Corfo a través de InnovaChile -ejecutado por la Universidad Católica del Norte- que busca diversificar la acuicultura a través del cultivo de erizos de mar en ambiente controlado terrestre.
En la busqueda de alternativas productivas rentables y sustentables que permitan diversificar la actividad acuícola del país, la Universidad Católica del Norte -sede Coquimbo- con el cofinanciamiento del Gobierno a través de InnovaChile de Corfo, comenzará a desarrollar un Programa de Difusión y Transferencia Tecnológica.

Esta iniciativa permitirá a representantes del mundo acuícola de las regiones de Atacama, Coquimbo y Magallanes, aprender técnicas para desarrollar cultivos de erizos de mar en sistemas terrestres, similares a los utilizados por la industria del abalón.

Chile, según los estudios realizados en la etapa de prospección del Programa, es responsable de aproximadamente el 44% del abastecimiento de este mercado a nivel mundial. Sin embargo, el país obtiene los menores precios del mercado, dado que este abastecimiento es obtenido en un 100% de la pesca extractiva, lo que impide manejar factores como calidad y tamaño, que influyen finalmente en el valor del producto.

Ante esta realidad, los ejecutores del Proyecto investigaron las tecnologías existentes en el mundo para adquirir los conocimientos que se han desarrollado en este tipo de cultivos. Una tecnología de Irlanda, en particular, será la que traspasarán a los empresarios, asociaciones de pescadores y liceos técnicos asociados, con el objetivo de evaluar las posibilidades de desarrollar esta especie y constituirla como una nueva alternativa productiva rentable para la actividad acuícola regional y nacional.

La directora de Corfo en Atacama, Irma Oviedo, comentó que es necesario buscar nuevas alternativas productivas para el sector acuícola, y la Región de Atacama está siendo protagonista de estos esfuerzos: "Por un lado, junto a la Universidad Católica del Norte estamos entregando nuevos conocimientos, técnicas y tecnologías al sector, y por otro, a través de un programa integrado de diversificación acuícola, en estas mismas costas, se llevará a cabo durante los próximos años una de las apuestas más decididas en términos de diversificación acuícola, como es el caso del Seriola Lalandi, más conocido en nuestras tierras como pez Dorado o Palometa".

Experiencia Piloto

El Programa contempla la instalación de estructuras piloto para las pruebas: dos en Atacama, cuatro en Coquimbo y dos en Magallanes, piscinas en las que se experimentará con diversos tipos de alimentación y condiciones para evaluar el comportamiento de los erizos nacionales. "Una de las ventajas de esta tecnología es que se puede hacer un mejoramiento de la calidad de la gónada del animal en un periodo relativamente corto. El experto irlandés señala que en doce semanas con este sistema se puede mejorar la gónada y llegar a una talla uniforme, homogénea, de color, textura y calidad que es lo que se busca", señaló Juan Enrique Illanes, director del Programa.

Carlos Letelier, director alterno, agrega que "lo bueno de esta tecnología es que nosotros en tres meses vamos a tener resultados directos de la calidad que estamos obteniendo del producto; los resultados los vamos a evaluar de acuerdo a color, textura y sabor. Vamos a comparar cada aspecto con los calibres A, B o C, validados por el mercado. Nosotros apuntamos a llegar al calibre A que es donde se obtienen los mejores precios".

Otra ventaja que presenta esta nueva tecnología es que al ser sistemas en tierra se puede "tener y manejar erizos en temporada de veda, lo que permite una producción continua durante todo el año y también un ingreso continuo para el sector", explicó Letelier.

La iniciativa contempla una inversión superior a 115 millones de pesos, de los cuales el Gobierno a través de InnovaChile de Corfo cofinanciará cerca de $85 millones.