Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Grupo económico español abre planta metalmecánica en Los Ángeles

Fecha de publicación: 27 de septiembre de 2010
El director regional de Corfo en el Biobío, Sergio Jara, destacó que además de la magnitud de la inversión, una de las principales fortalezas del proyecto es la incorporación de tecnología inexistente en el país.
Con una inversión cercana a los US$5,5 millones (2 mil 500 millones de pesos) y un financiamiento de Corfo por $108 millones, fue inaugurado el proyecto Construcción e Implementación de Planta Metalmecánica, de la empresa de capitales españoles Construcciones Metálicas Asturianas, Coastur.

El proyecto consiste en la construcción e implementación tecnológica de dos galpones industriales de aproximadamente 3 mil 700 metros cuadrados, sobre una parcela de 10 mil metros en la ciudad de Los Ángeles. En estas nuevas instalaciones la firma se dedicará a trabajos de calderería, pero se especializarán en la producción de todos los equipos necesarios para la instalación de minicentrales hidráulicas, destacando las grandes dimensiones de tuberías, válvulas, compuertas, limpia rejas, estructuras para casa de máquinas, puentes grúas, recipientes, entre otras.

El gerente general del conglomerado español, Juan Dalmacio Álvarez, señaló que la planta generará un total de 24 empleos permanentes durante su primer año de operación. "En el momento en que estemos asentados, es decir en un año, esperamos llegar a los 40 empleos, la mayoría de ellos cualificados y tendremos que montar una oficina técnica".

El empresario destacó el importante apoyo del Gobierno a través de Corfo en la ejecución del proyecto: "Corfo nos ayudó mucho en los estudios de mercado y en financiarnos una parte de la inversión. Ha sido una ayuda valiosa dentro de las instituciones, funciona bastante bien. Este tipo de organismos los conocemos porque son muy similares a las que hay en España y suelen funcionar muy bien".


Atracción de inversiones

El director regional de Corfo en el Biobío, Sergio Jara, destacó que una de las preocupaciones del Gobierno es atraer inversiones tanto nacionales como extranjeras, "para lo que estamos fortaleciendo fuertemente las líneas de cofinanciamiento para poder incentivar, motivar y acelerar las decisiones de inversión en nuestra región. Por otro lado, estamos implementando programas de inversiones de tal forma de identificar carteras de proyectos que tenemos en la Región para posteriormente salir a buscar inversionistas tanto nacionales como internacionales que las puedan concretar en la Región del Biobío".

Jara agregó que el financiamiento a este proyecto se enmarca en este proceso de atracción de empresas, "pues para cumplir la meta de crecimiento del 6% trazada por el Presidente Sebastián Piñera es extremadamente necesario apoyar este tipo de iniciativas".

Sergio Jara también destacó el positivo impacto que traerá este proyecto en lo que a transferencia tecnológica se refiere. "Esta iniciativa tiene la relevancia de traer tecnología que no existía en el país, por lo tanto aparte de allegar inversión de España a la Región del Biobío estamos incorporando productos extremadamente innovadores".

Perspectivas en Chile

El empresario español Juan Dalmacio Álvarez, señaló que entre los planes de expansión contemplan hacer otro galpón de unos 2.500 m2, "pero esas inversiones van a depender de cómo se desarrolle el día a día de la empresa".

Coastur posee 35 años de trayectoria empresarial y ahora pretende expandir sus negocios en Chile. Su matriz es la fábrica Construcciones Metálicas Muñiz Hermanos, situada en la región de Asturias, al norte de España, cuyos propietarios son accionistas mayoritarios del Grupo Hidrolena, firma del sector energético, especializada en la gestión de minicentrales eléctricas.

Las positivas proyecciones que ofrece el mercado energético en Chile fue uno de los alicientes para que esta firma arribara al país. Además de la fabricación de equipos a presión, la empresa se dedica a la ejecución de obras de estructura metálica, fabricación de bienes de consumo, suministro de repuestos para el sector metalúrgico y minero, y realización de obras de ingeniería propia.

Aunque la transnacional ha diversificado su actividad y posee parques fotovoltaicos en Alicante, Almería y Astorga, en Chile es donde tiene mayores expectativas. "Estamos barajando del orden de los 40 a 45 proyectos hidroeléctricos de centrales de pasada todos, que significan sobre 200 MW a instalar y en un rango de inversión rondando los US$ 300 millones. Proyectamos construir uno a año a partir del próximo año", señaló Álvarez.