Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Productores de flores del Limarí reciben apoyo de CORFO

Fecha de publicación: 5 de octubre de 2010
A través de una Consultoría financiada por InnovaChile de Corfo, productores de Ovalle esperan adquirir conocimientos y prácticas innovadoras relacionadas con el cultivo de calas de colores, con el objetivo de maximizar el rendimiento productivo de estas variedades.
La empresa Agrícola Las Mercedes, desde 2007 y a través de diferentes proyectos, ha incursionado en el área de la floricultura aprovechando las ventajas de la producción temprana y el clima de la zona. Sin embargo, durante este proceso de diversificación ha observado la necesidad de transferir conocimientos a quienes trabajan en la empresa para que aprendan sobre aspectos productivos básicos iniciales de la planta, hasta la aplicación de prácticas innovadoras que permitan tener mayor dominio en el manejo de las calas de colores.

Para encontrar solución a esta problemática, los empresarios se acercaron a Corfo y presentaron un proyecto para realizar una Consultoría Especializada en producción de calas de colores, financiada por InnovaChile. Estas consultorías son un subsidio de Corfo que apoya la contratación de expertos de nivel internacional -nacionales o extranjeros-, cuyos conocimientos y capacidades no se encuentren disponibles en el país, para resolver problemas específicos cuya solución es de aplicación inmediata, con el objetivo de incrementar la competitividad de las empresas.

La elegida para transferir estos conocimientos fue la especialista florícola Beverly Joe, quien ha dedicado gran parte de su carrera al mejoramiento genético y cultivo de cala de color en Nueva Zelanda, su país natal, y principal productor de calas de colores.

El objetivo central de su visita es realizar una consultoría en terreno y realizar un seguimiento sistemático del cultivo in situ en las dependencias de la Agrícola, dirigido a todos quienes trabajan directa o indirectamente el área de flores en la empresa.

Para Mónica Musalen, Ingeniero Agrónoma y Directora Ejecutiva de Agrícola Las Mercedes, esta consultoría ha sido una experiencia motivadora que además permitió unir el equipo. "Una vez al mes tenemos actividades en donde participan todos, oportunidad que permite generar debates y discusiones para compartir la experiencia de estar diariamente en el cultivo". Destaca el conocimiento que han adquirido en este proceso: "Todo lo que hemos aprendido nos produce una gran satisfacción interna. Así, cada vez valoramos más lo que hacemos, y ese es el principal efecto de esta consultoría".

¿Por qué apostar por la floricultura?

Mónica Musalen y Constanza Sepúlveda son las ingenieras agrónomas que encabezan el proyecto, en quienes además se advierte la pasión por el trabajo que están realizando.

Para Mónica Musalen los desafíos son entretenidos más aún cuando se ha contribuido a desarrollar algo que no existe y si el área en donde se desarrolla requiere una sensibilidad especial. "Estamos cultivando belleza, producir flores es distinto a producir otras cosas. Es imposible no ver belleza cuando ves flores, esto produce un cambio interno y de alguna manera genera un cambio también en la manera de mirar y de enfrentar otras situaciones", explica.

Agrega además que el contacto con la belleza provoca que todo luzca y se valore distinto. "Los lugares se ven distintos, las cosas se presentan diferentes, esto te va refinando y entregando más delicadeza. Se produce también un cambio en las relaciones, creces como persona", expresa.

En tanto, para Constanza Sepúlveda la floricultura es una industria que está completamente en pañales, y en donde está todo por hacerse y aprender. Y las cifras la respaldan, porque si bien en Chile la exportación de flores de corte presenta un desarrollo lento en los últimos años, el aumento del ingreso per cápita de nuestra población ha significado un aumento similar en la demanda por productos suntuarios y mayor calidad de vida en las zonas urbanas, por lo que las áreas verdes y sus proveedores han sido directamente beneficiados.

El mercado de ornamentales total en Chile ha sido estimado por el Ministerio de Agricultura en un valor de producción cercano a los USD 70.000.000. Esta demanda se espera crezca al menos en una proporción similar a la que presenta el PIB nacional (3-5% anual) en los próximos 10 años.

La relación de nuestro país con el mercado internacional, en cuanto a la comercialización de flores de corte, es realizada en su mayoría por empresas exportadoras, quienes hacen de vínculo con los mayores mercados del mundo. En cuanto a esto, se han identificado dos tipos de clientes, los receptores de grandes volúmenes, y clientes receptores de volúmenes pequeños a los cuales se les realiza venta directa a supermercados y florerías. Las flores provenientes de nuestro país son comercializadas principalmente en Holanda (UE), EUA y Japón.

Los volúmenes y precios de las distintas especies varían de acuerdo a la disponibilidad existente en el mercado, lo cual nos otorga ventajas en relación a la contra-estación. Esto ha determinado que la producción de flores en nuestro país, para abastecer al hemisferio norte, se base en la búsqueda de "nichos" productivos y/o "ventanas estratégicas", en las cuales ciertas especies poseen baja disponibilidad en el mercado y debido a lo cual se consiguen mayores precios.

Constanza reconoce que éste es un negocio rentable y con futuro, y explica además que las intenciones de la agrícola son seguir creciendo. "Este año vamos a armar otra nave de calas de colores. Hemos tenido la inquietud no sólo de generar una especie sino un área de flores, porque cuando uno produce flores no sólo es importante focalizarse en un producto sino en una variedad que ofrece el mercado. En este sentido ahora tenemos también insertadas hortensias para flores de corte, y gentianas que son una flor japonesa. Estamos iniciando un área de venta de follaje y todo esto a la larga nos genera un set de productos que podemos ofrecer al mercado y que permite posicionarnos mejor en el público objetivo, y en nuestro consumidores tanto a nivel nacional como en la exportación", explica.

Agrícola Las Mercedes tiene 3 mil metros de calas de colores, y este año piensan ampliar en 2 mil más. En este momento la producción se reparte en 50% exportación y 50% queda para mercados nacionales. El año pasado cosecharon cerca de 50 mil varas de calas, gracias a un equipo permanente de personas que ha diversificado su actividad agrícola, equipo que alcanza a las 15 personas, y que de acuerdo a Musalen han sido el soporte para cultivar belleza en este valle.