Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Nuevas Provincias y Comunas se verán beneficiadas por el Programa Zonas Especiales de Corfo

Fecha de publicación: 26 de octubre de 2010
Las provincias de Valparaíso, San Antonio, Colchagua, Talca, Cauquenes, Curicó, Linares, Ñuble, Concepción, Biobío y Cautín, además de las comunas de Quilpué y Villa Alemana, han sido incluidas en esta categoría por decisión del Comité Evaluador de Zonas Especiales de Corfo.
Incentivar la materialización de nuevas inversiones que permitan potenciar el emprendimiento, la generación de nuevos empleos y el aumento de la capacidad productiva de las zonas más pobres del país -la mayoría de las cuales se vieron fuertemente afectadas por el terremoto del pasado 27 de febrero- son los objetivos fundamentales que se persigue con la incorporación de estos territorios a la categoría de zonas especiales.

Estas nuevas provincias y comunas se unen a las provincias de Arauco, Malleco, Palena, y a las comunas de Lota, Tomé, Talcahuano y Penco que previamente estaban incluidas en esta categoría, como, asimismo, las regiones de Arica y Parinacota, de Aysén, y de Magallanes y Antártica Chilena, en su calidad de zonas extremas.

Convertir zonas de rezago en zonas de oportunidades

Esta herramienta se ha venido aplicando para brindar un apoyo a las provincias y comunas que enfrentan limitaciones en su capacidad productiva ya sea por estar geográficamente ubicadas en zonas extremas, por enfrentar una notoria condición de rezago, o por presentar índices de pobreza superiores al 20%.

A través del Programa de Zonas Especiales, Corfo pretende convertir las áreas más rezagadas y pobres del país en Zonas de Oportunidades, creando un vehículo que permita que una fracción del presupuesto de las regiones respectivas sea destinado a impulsar la puesta en marcha de nuevos proyectos, tanto por la vía del cofinanciamiento de estudios de preinversión como del apoyo en la inversión en activos fijos. 

Mayor cobertura para las pymes

Este programa se enmarca en los lineamientos que Corfo ha estado desarrollando para fortalecer a las Mipymes de Chile.

Con el propósito de aumentar la cobertura de este programa, Corfo ha resuelto disminuir el monto mínimo de los proyectos de inversión elegibles para este beneficio a US$25.000 -anteriormente el umbral mínimo era de US$50.000- y el monto máximo de aportes en cada proyecto tendrá un máximo de US$ 100.000.

Estos cambios son consistentes con el Presupuesto de Corfo para el 2011, el cual se ha focalizado en las Mipymes, aumentando en un 12% los recursos asignados y esperando con ello incrementar, en un 30%, la cantidad de empresas apoyadas.