Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Estimulan I+D en molibdeno para nuevas aplicaciones

Fecha de publicación: 29 de marzo de 2010
El consorcio participa en dos proyectos de $ 372,4 millones, de los cuales InnovaChile de CORFO financia el 55%.
Su alto punto de fusión, resistencia a la corrosión, alta conductividad térmica y baja expansión térmica, hacen del molibdeno un metal adecuado para aplicaciones de alta tecnología y de las industrias metalúrgica (aceros) y química. Su importancia no es menor: se estima que este año los envíos llegarán a los US$ 2.100 millones, la segunda exportación chilena tras el cobre.

Considerando este potencial, Molymet, Codelco y la Universidad de Chile se unieron en el consorcio tecnológico Comotech para promover la I+D en molibdeno, estimular el desarrollo de nuevos usos y promover su demanda en aplicaciones tecnológicas. "Es una idea de largo plazo cuyos efectos se verán probablemente en más de cinco años, si sus iniciativas tienen éxito", acota Fernando Alliende, vicepresidente de Estudios y Asuntos Corporativos de Molymet (principal transformador mundial de este metal).

Codelco, por sus reservas mineras, seguirá siendo un proveedor mundial importante en los próximos 50 años, lo que es clave en términos del papel estratégico que jugará este metal en su modelo de negocios.

"Con la I+D en molibdeno ganan los productores, que tendrán mercado para sus productos; las industrias de la construcción y petroquímica, por soluciones en aceros más resistentes o mejores filtros para la refinación de combustibles; y si la investigación se hace en Chile, se fortalecen las capacidades científicas y de desarrollo tecnológico del país", explica Víctor Pérez, director de Marketing de Codelco.

Nuevos usos

Hoy Comotech está realizando dos tipos de investigaciones: de inteligencia de mercado y de I+D.

"Estamos involucrados, junto a la Asociación Internacional de Molibdeno (IMOA), en el desarrollo de un nuevo catalizador basado en molibdeno para la industria petroquímica, que se está realizando en la Universidad de Michigan, Estados Unidos. Estamos gestionando también un proyecto de desarrollo de un aditivo de molibdeno para el cemento, que aumentaría su velocidad de fraguado, disminuyendo los tiempos muertos en las construcciones", dice David Villaseca, gerente general de Comotech.

Además, el consorcio participa en dos proyectos de $ 372,4 millones, de los cuales InnovaChile financia el 55%. El primero, del Centro para la Investigacion Interdisciplinaria Avanzada en Ciencias de Materiales (Cimat) de la U. de Chile, busca hacer una prospección de aplicaciones de molibdeno a nivel internacional para luego difundirlas en un seminario el próximo 14 de abril. Y el segundo, donde participan Codelco, Cimat e IMOA, pretende detectar potenciales áreas de interés para la I+D de nuevas aplicaciones de molibdeno. "El objetivo es orientar esfuerzos hacia áreas donde se tendrá mayor impacto", sostiene Villaseca.