Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Entrega de Becas de Inglés CORFO 2009

Fecha de publicación: 5 de marzo de 2010
Intervención de S.E. la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, en entrega de Becas de Inglés CORFO 2009
Amigos y amigas, fíjense que este programa lo empezamos el año pasado. Hicimos una ceremonia en La Moneda, donde celebramos con los primeros mil becarios de los cursos de inglés financiados por CORFO. Y anunciamos ahí que para el año 2009 nuestro propósito era duplicar la cobertura del programa y que además queríamos extenderlo a todo el país, porque el año pasado fue centralizado en Santiago, lo que hacía una tremenda dificultad para la gente de regiones.

Recuerdo que algunos miraron con incredulidad este programa. Muchos se preguntaban "cómo ponerse a capacitar a miles de personas en inglés, en medio de la más grave de las crisis internacionales en las últimas décadas".

Pero la verdad que el país estaba en buen pie para enfrentar la tormenta, como lo mostró. No sólo supimos amortiguar el impacto de la crisis, sino que no se desvió el rumbo que le va a permitir a nuestro país ser tal vez el primer país de América Latina en la materia, y que ya se ha señalado, que es hoy el primer país de América Latina en materia de Desarrollo Humano.

Sin embargo yo, convencida como estoy de que hemos podido amortiguar el efecto de la crisis, también sé y digo que no es momento para cruzarse de brazos y que aún queda mucho por hacer y que es deber de todos trabajar para que el país se recupere cuánto antes.

Y por eso que me preocupa que este esfuerzo y los avances logrados, se pongan en juego por intereses políticos pequeños.

Quisiera ver una campaña electoral que no utilice estos índices sólo para hacer promesas electorales. Yo quisiera que todos los candidatos transparenten de verdad sus proyectos y sus propuestas de país.

Por sobre cualquier otra consideración debe estar siempre el interés de Chile y la preocupación consecuente y profunda para todos los habitantes de nuestra patria.

Quisiera aprovechar este espacio aquí para hacer un llamado a los actores políticos a no olvidar este principio rector que debe inspirar todas nuestras acciones.

Yo decía que pese a la crisis internacional, hemos podido cumplir con el programa de becarios de los cursos de inglés. Y este año cumplimos. Si partimos con mil, este año hemos duplicado y hoy día tenemos cupos para dos mil técnicos y profesionales de la industria de servicios globales de todo el país, lo que implica una inversión de 2 mil 800 millones de pesos.

Y en este segundo año del programa, Valparaíso como región concentró el mayor número de participantes de regiones, con 300 becarios. Con esta cifra no sólo le estamos haciendo justicia al tamaño de la región, sino que, además, es un espaldarazo aún mayor a una definición que hemos tomado con respecto a la región, y es que esta zona tiene que constituirse, por todas sus características, en un polo tecnológico.

Ustedes y los cientos de profesionales y técnicos que se animaron a participar en este programa tienen un enorme desafío por delante: por un lado, usar lo aprendido en las carreras y lo que van a seguir aprendiendo a lo largo de su trayectoria laboral para empujar a Chile por la senda del conocimiento y de la innovación.

Nosotros tenemos claro que estamos en camino del desarrollo, pero todavía nos falta mucho, y para lograrlo tenemos que agregar más valor a lo que hacemos y, además, diversificar nuestras exportaciones para continuar creciendo.

El Consejo de Innovación para la Competitividad fue muy claro en las recomendaciones que hizo cuando miró qué teníamos que hacer en el país para continuar desarrollándonos. Junto con la minería, la acuicultura y la industria alimentaria, Chile debe ganar un mayor protagonismo en el turismo de intereses especiales y por cierto en los servicios globales.

Y esto nos obliga a multiplicar nuestros esfuerzos en la formación del capital humano avanzado y en la preparación de técnicos y profesionales bilingües, capaces de pensar y de comunicarse fluidamente en inglés, que es, como sabemos, el idioma del mundo globalizado.

Ahora, para llegar a dominar un segundo idioma, la experiencia de aprendizaje debe ser lo más parecida posible a la adquisición del lenguaje materno: algo cotidiano, en lo que participamos de manera natural.

Y eso es lo que nos propusimos cuando se definieron 350 horas de clases intensivas de inglés, con clases diarias durante 4 meses y en instituciones de reconocido prestigio y de reconocida calidad.

Una vez que las clases finalicen en diciembre, ustedes van a tener una nueva herramienta en sus manos. Una herramienta que les va a permitir, como la experiencia que nos hablaba Marcos, porque yo sentía cuando él hablaba y contaba lo orgulloso que estaba de sacar su título, pero luego las dificultades para conseguir trabajo. Finalmente, cómo con esfuerzo, con persistencia, porque yo creo que la palabra persistencia es clave, logró finalmente un trabajo. Pero cuando se enteró de esta alternativa, de estas becas de inglés, él logró estudiar, junto con trabajar, eso es fuerte, pero vale la pena, como él mismo lo decía, porque ahora pudo tener un trabajo que es incluso más interesante y con más proyección, gracias al estudio del inglés.

Creo que esta va a ser una herramienta que les va a permitir, sin duda, tener mejores oportunidades de empleo.

Ahora, la gran mayoría de ustedes proviene de carreras ligadas a las tecnologías de la información, y ésta es una competencia clave para muchas industrias, y en particular para el cluster de servicios globales, el que junto a las empresas, las universidades y los institutos profesionales estamos construyendo día a día.

Ya lo comentaba el vicepresidente ejecutivo de Corfo, tuvimos el martes una reunión con el Consejo Estratégico de Clusters de Servicios Globales, donde miramos cómo va la industria, cuáles son las fortalezas que tenemos, cuáles son los déficit que tenemos que cumplir y cuáles son las metas que tenemos en distintas áreas, en áreas de investigación y desarrollo, en áreas de capital humano, en áreas de proyección internacional.

O como nos decía recién Aaron, cuando estábamos en presencia de lo que va a ser el nuevo edificio del Duoc UC, donde General Electric y UST Global van a iniciar también sus tareas, su objetivo, decía él, y también nuestro amigo aquí de Evalueserve el otro día en que estuvimos en la reunión en el cluster, cómo colocamos a Chile en el mapa del mundo de los servicios globales. Es decir, que sea un país de reconocidas competencias y fortalezas, de manera que muchos como ellos, y muchos otros, opten tener en Chile como el lugar de desarrollo para el mundo o para el continente.

Ustedes saben muy bien que los servicios globales son uno de los sectores más dinámicos de la economía mundial, con tasas de crecimiento del 40% anual. Incluso, en condiciones de crisis, con tasas de crecimiento mantenidas.

Y en esta categoría caben todos los servicios que pueden ser entregados desde y hacia cualquier país mediante el uso de las tecnologías de información: estamos hablando de la asistencia telefónica, del desarrollo de software, de las asesorías financieras, asesorías de mercado, en fin, la lista es amplia y la verdad que no para de crecer.

En comparación con la India, que es sin duda el principal proveedor de servicios offshore, Chile es todavía un agente relativamente pequeño, pero pujante y con muchas ganas de crecer. Pero tenemos, a la vez, una serie de fortalezas y ventajas que podemos aprovechar. Y en conjunto con la industria estamos trabajando para superar nuestras deficiencias más notorias.

Ahora bien, los ranking internacionales hace rato que destacan la calidad de nuestro manejo macroeconómico. Más recientemente nos hemos incorporado a otro listado, el de las 10 plazas más atractivas para realizar inversiones en servicios offshore, según la consultora ATKerney. Y no es casual que nuestras exportaciones de servicios globales se hayan cuadruplicado en los últimos dos años.

¿A nuestro favor qué tenemos? Tenemos recursos humanos altamente capacitados, tenemos la cercanía horaria con Estados Unidos -el principal usuario de nuestros servicios globales- y tenemos, además, la seriedad de nuestras políticas y de nuestras instituciones.

En los últimos 9 años, CORFO ha concretado una serie de iniciativas para atraer inversiones de alta tecnología al país, con la finalidad, justamente, de acumular masa crítica y acelerar nuestro propio aprendizaje.

De hecho, ya suman 60 las multinacionales que se han instalado en Chile y que actualmente cubren toda la cadena de valor de la industria, desde los centros de atención a clientes, soporte técnico y servicios compartidos, hasta centros de desarrollo de software y de investigación y desarrollo.

Santiago sin duda concentró inicialmente las preferencias, pero ahora está mucho más diversificada territorialmente, como lo prueban las 8 empresas internacionales que hoy operan en el Edificio Tecnológico que CORFO mantiene aquí en Curauma.

Y el año pasado lanzamos dos iniciativas para aumentar la disponibilidad de recursos humanos calificados para el cluster de servicios globales: el nuevo programa de becas para estudios de postgrado y de perfeccionamiento en el exterior, llamado Becas Chile, como ustedes bien saben, este programa Bicentenario con recursos del cobre, 6 mil millones de dólares para poder formar a gente y continuar en la capacitación y formación posterior, que en 10 años aspiramos a beneficiar a 30.000 jóvenes, tanto profesionales como técnicos, pero además tenemos el instrumento de Becas Chile de CORFO.

Este año la CORFO sumó un nuevo crédito para estudios de pregrado, específicamente orientado a alumnos de las carreras de computación, electrónica, electricidad y telecomunicaciones.

Y como ya contaba, hace un par de días tuvimos esta reunión con el Consejo Estratégico del Clúster, para mirar cómo aceleramos y activamos también la economía y activamos este sector.

Y convinimos una serie de iniciativas, tales como agilizar la tramitación del Proyecto de Ley de Protección de Datos Personales, que alguien podría decir qué importancia tiene, pero para muchas empresas transnacionales si esto no existe en nuestro país, empiezan a vacilar en llegar. El contar con esta herramienta les da mucha más certeza a ellos de poder invertir o venir aquí como destinación.

Ampliar las Becas de Inglés CORFO, flexibilizar el Programa Becas Chile para poder incorporar de mejor manera también a Becas Chile las necesidades de la industria y poner en marcha un Programa de Apoyo para las empresas chilenas que exportan servicios globales.

De hecho, uno de los proyectos que nos comprometimos a materializar en los próximos meses tiene que ver con Valparaíso, y me refiero a la construcción de un segundo Edificio Tecnológico en el Parque Industrial de Curauma, aquí en este parque industrial. Porque el actual -ya voy a hablar del futuro- está funcionando con plena ocupación desde diciembre del 2008. En sus instalaciones operan 8 empresas internacionales, 2 nacionales y 6 Pymes de la región. Y desde aquí se han generado más de 20 millones de dólares en exportaciones en bienes y servicios tecnológicos y 360 empleos de alta calidad.

Y vamos a nombrar a las empresas: Evalueserve, Appear Networks, Intersystems, Software AG, Wise Ocean Systems, Ritrama, Terra-Remote, Accenture, Disc, el grupo AEM, Web-Integral, CTT-Valpo, Kappatel, Bitech, Mardonet y Sante Ltda., junto a las universidades y centros de investigación de la región, nos han ayudado a hacer de Valparaíso un promisorio polo tecnológico.

Pero, entonces, tenemos que pasar a esta segunda etapa, a este nuevo edificio tecnológico, para lo cual se ha juntado el esfuerzo de CORFO, una vez más, pero con el gobierno regional. Quisiera, a nombre del país, como me corresponde como Presidenta de la República, agradecer a todos los consejeros regionales hoy día aquí presentes, que dieron, yo sé con entusiasmo, su apoyo a esta iniciativa.

El nuevo edificio va a contar con 8.943 metros cuadrados de plantas libres y un total de 7 pisos, y va a poder albergar a unas 700 personas. Un control central computarizado va a garantizar el uso eficiente de la energía.

Estamos hablando de una inversión de 8.734 millones de pesos, la que va a ser compartida en partes iguales por el Gobierno Regional y la CORFO, la que asumirá los gastos de puesta en marcha y de administración. Y confiamos que estas obras estén plenamente concluidas en el primer semestre del 2011.

La verdad es que el mundo post crisis será muy competitivo y necesitamos que Chile potencie sus fortalezas. El Fondo Monetario Internacional señaló hace pocos días atrás que Chile va a ser uno de los 20 países del mundo que va a salir más rápidamente de la crisis y va a crecer más el próximo año.

Pero la verdad es que todos los países quieren salir rápidamente y poder entrar en ese mercado competitivo que vamos a encontrar post crisis, y poder contar con fortaleza y aprovechar este tiempo para seguir formando nuestro capital humano, va a ser un elemento básico para que Chile pueda seguir jugando un rol tan importante en el mundo global.

Y felicito, entonces, a los nuevos becarios y los llamo también a aprovechar esta oportunidad de superación que les está brindando el país.

Porque Chile se encuentra en un buen rumbo, vamos a mantener este rumbo. Es indispensable para que nuestro país pueda dar un tremendo salto al desarrollo y podamos tener un país donde ustedes puedan cumplir sus sueños y anhelos de tener un trabajo digno y decente, en buenas condiciones y poder seguir perfeccionándose en el futuro, un país donde todos nuestros ciudadanos puedan tener también un mejor país para vivir.

Así que muchas gracias a todos y muchas felicitaciones.