Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Corfo entrega balance de gestión 2006-2010

Fecha de publicación: 11 de marzo de 2010
Al culminar su gestión de cuatro años, la administración de Corfo encabezada por Carlos Álvarez entregó un positivo balance del período. La entidad registró un aumento sustantivo de su actividad, tanto en recursos financieros movilizados como en número de empresas atendidas.
El proceso de transitar hacia una economía intensiva en la aplicación de conocimiento e innovación continua estuvo en el centro de la acción de Corfo durante el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. En estos cuatro años, la agencia de desarrollo de Chile actuó combinadamente en tres vías determinantes para lograr esa transformación: la modernización de las empresas existentes, el surgimiento de nuevas empresas y la emergencia de nuevos sectores productivos, a través del desarrollo de clusters de alto potencial.

De esta tarea da cuenta la publicación Gestión Corfo 2006-2010, que destaca el significativo aumento de la actividad registrado en el período, si se compara con el año 2005, tanto en recursos financieros involucrados como en número de empresas atendidas.

En efecto, los subsidios para empresas se incrementaron en 48% en 2009 con respecto a 2005, y en 712% el volumen de créditos para empresas, incluyendo los préstamos movilizados por las garantías Corfo. Las empresas atendidas se elevaron en 151%, explicado fundamentalmente por el mayor acceso de éstas a créditos y coberturas. 

FUERTE INCREMENTO DE RECURSOS EN CRÉDITOS Y SUBSIDIOS CORFO PARA EMPRESAS (en millones de pesos de 2009)

  2005 2006 2007 2008 2009
Subsidios* 37.940 44.720 50.482 55.016 56.215
Créditos y coberturas 98.492 110.025 83.627 347.306 799.758

                                            AUMENTO CONSTANTE DE EMPRESAS ATENDIDAS

  2005 2006 2007 2008 2009
Subsidios* 37.940 44.720 50.482 55.016 56.215
Créditos y coberturas 98.492 110.025 83.627 347.306 799.758

Hacia la modernización de las empresas chilenas

Una de las funciones de Corfo que más creció en el último tiempo fue la de Intermediación Financiera, cuyos programas apuntan a facilitar el acceso de las pymes a financiamiento de calidad. Si en 2006 el volumen de créditos para empresas, incluyendo los créditos movilizados por las garantías Corfo, sumó $110 mil millones, éste aumentó en 2009 en más de siete veces, llegando a $799,7 mil millones. De igual forma el número de empresas atendidas pasó de 24 mil a más de 61 mil en el período.

Destacan en este ámbito líneas como el Crédito Corfo Inversión, el microcrédito, el financiamiento para exportaciones y el apoyo al desarrollo de Instituciones de Garantía Recíproca. Y líneas puestas en marcha con motivo de la crisis financiera internacional de fines de 2008 -como la cobertura Reprogramación Pyme y el financiamiento vía factoring- que posibilitaron a muchas empresas chilenas, especialmente pequeñas y medianas, salir de la coyuntura sin una carga financiera que retrasara su recuperación.

En cuanto a difusión y transferencia tecnológica, orientada a que las pymes nacionales puedan adoptar las mejores prácticas productivas de Chile y el mundo, Corfo, a través de InnovaChile, puso en marcha y reforzó una amplia batería de líneas de apoyo, que considera subsidios para la realización de misiones y pasantías tecnológicas -las que en estos años han visto incrementado en 500% el número de proyectos postulados-, traída de expertos, asistencia técnica vía consultorías y Programas de Difusión Tecnológica.

Un hito en este sentido fue la creación, a fines de 2006, de una red de Nodos Tecnológicos, conformada por casi un centenar de instituciones ubicadas en todas las regiones del país, que han servido de puente entre las necesidades tecnológicas de más de 20 mil pymes y microempresas, y las soluciones existentes en el mundo.

En materia de calidad y certificación, la meta Bicentenario de apoyar al año 2010 la implementación o certificación de sistemas de gestión por parte de 20 mil pymes registraba, a fines de 2009, un total superior a 18.000 operaciones de subsidio aprobadas con este objetivo.

Promover la innovación en las empresas constituyó para Corfo un mandato central del período. Apoyaron este esfuerzo los nuevos recursos provenientes del impuesto específico a la minería, que a partir de 2006 permitieron que el aporte público a través de InnovaChile experimentara un aumento sostenido. Si en 2005 las colocaciones totales de la entidad fueron de $23.110 millones, en 2009 éstas llegaron a $52.184 millones (126% de incremento), incluyendo sus líneas de apoyo a la innovación empresarial, la transferencia tecnológica, el emprendimiento innovador y la investigación precompetitiva enfocada al mundo productivo.

Junto a las líneas de apoyo existentes, orientadas a apoyar la incorporación en las empresas de innovaciones de bienes o servicios, otras importantes herramientas se pusieron en marcha en estos 4 años. Entre estas destacan los consorcios tecnológicos, que abordan iniciativas más ambiciosas y de frontera; las plataformas de negocios para la innovación, que permiten a las empresas chilenas tener más cercanía con los clientes finales en los mercados de destino en el exterior y así ajustarse a sus requerimientos mediante la innovación, y los programas de gestión de la innovación, que llevan adelante más de cien importantes empresas.

Surgimiento de nuevas empresas dinámicas

Para estimular la emergencia de negocios que aporten conocimiento y sean fuente de nueva riqueza, en estos años Corfo fortaleció sustancialmente dos líneas de acción: la promoción del emprendimiento innovador y la atracción de empresas internacionales. Ambas tareas exhiben importantes resultados.

En efecto, en los últimos años Corfo ha ido configurando una completa batería de instrumentos dirigidos a impulsar los diversos eslabones de la cadena del emprendimiento, desde la gestación de una empresa hasta su consolidación. A ello se agregó la fuerte inyección de recursos provenientes del Fondo de Innovación para la Competitividad, que permitieron que entre 2006 y 2009 se invirtieran a través de InnovaChile recursos públicos y privados por más de $43.000 millones (unos US$86 millones) en las distintas líneas de apoyo al emprendimiento innovador. Adicionalmente, en materia de capital de riesgo, producto del aporte de Corfo se han constituido fondos de inversión que administran un total de recursos superior a los US$598 millones.

En este terreno, destaca la conformación de una red de 19 incubadoras de negocios de Arica a Magallanes -a las que suman otras 13 en formación-, las que en conjunto reportan cerca de 500 emprendimientos innovadores con base tecnológica en los últimos cuatro años; 5 plataformas de emprendimiento corporativo (spin off) para 48 grandes empresas; capital semilla, a través del cual se ha apoyado a 650 proyectos; 5 redes de capitalistas ángeles, que reúnen a 158 inversionistas y que han permitido financiar 20 proyectos innovadores con alto potencial de crecimiento; y 18 nuevos fondos de inversión de capital de riesgo, la mitad de los cuales se creó sólo el año 2009.

En cuanto a la atracción de empresas, labor que Corfo lleva adelante a través de InvestChile, entre 2006 y 2009 se logró inversiones materializadas por más de US$1.246 millones, y la consiguiente generación de más 20 mil puestos de trabajo directos.

La cartera de proyectos incluye los principales clusters productivos nacionales -minería, acuicultura, turismo, agroalimentos y servicios globales-, con iniciativas localizadas en las distintas regiones del país, incluidas las zonas extremas, en una acción de apoyo a la inversión en todo el territorio nacional. Un caso relevante lo constituyen los servicios globales, con 47 nuevas compañías operando en el país, las cuales exhiben, además, una tendencia creciente a la sofisticación de los servicios exportados. Entre las empresas que han elegido a Chile como plataforma para la exportación de servicios globales en este último tiempo, figuran varias líderes mundiales, como General Electric, Equifax, JP Morgan, por nombrar sólo algunas.

Nuevos sectores productivos: el desarrollo de clusters de alto potencial

La puesta en marcha de los Programas de Clusters durante este último período, está permitiendo perfeccionar mecanismos de apoyo a sectores emergentes, como son los servicios globales o el turismo de intereses especiales, junto con estimular la aplicación de innovación y conocimiento en industrias más consolidadas como los agroalimentos, la minería y la acuicultura. Esta acción presume un gran nivel de articulación, ya que involucra la conformación de espacios de diálogo estratégico público-privado y la materialización de agendas de acción concertadas entre los representantes de los actores más relevantes de cada cluster.

Tal ha sido la experiencia con la constitución de Agencias Regionales de Desarrollo Productivo y de consejos estratégicos en los cinco clusters priorizados por la política nacional de innovación.

Constituidas como comités Corfo, las Agencias se establecieron en las 15 regiones del país. Han construido Agendas de Desarrollo Productivo e Innovación, de acuerdo a las fortalezas y desafíos de cada región, priorizando clusters e impulsando en torno a ellos 45 Programas de Mejoramiento de la Competitividad (PMC), enfocados a los nichos de negocios de mayor potencial de crecimiento. En la elaboración de los PMC participaron más de 1.300 empresas, principalmente pymes, y ya son más de 2.000 empresas las que han adherido a los comités gestores que dirigen estos programas, los cuales beneficiarán en total a unas 37 mil empresas.

La opción de Chile por llevar adelante un esfuerzo de selectividad en materia de desarrollo productivo en torno a un grupo de clusters de alto potencial de crecimiento en los próximos años, significó para Corfo la tarea de implementar esta política a través de un programa específico, el Programa Nacional de Clusters, enfocado en 5 de estos conglomerados: minería del cobre, acuicultura, servicios globales, agroalimentos y turismo de intereses especiales.

Hacia estos sectores se canaliza una parte importante de los recursos públicos para innovación y fomento productivo. Guían esta actividad las prioridades de acción plasmadas en Agendas Estratégicas definidas por los consejos público-privados constituidos en cada cluster, los cuales además, facilitan la ejecución y supervisan sus resultados.

Entre las numerosas realizaciones en este ámbito, es posible resaltar las iniciativas en material de capital humano, con becas de inglés Corfo para 3.000 técnicos y profesionales de los servicios globales y 2.000 trabajadores del turismo de todo el país.

Descargue: