Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Hablar inglés es básico para trabajar en atención al turista

Fecha de publicación: 26 de julio de 2010
Una administrativa de una línea aérea, una recepcionista de un hotel y un garzón de restaurante, que el año pasado asistieron al curso de inglés a través de la beca CORFO, reconocen que la iniciativa les cambió la vida en su trabajo.
Hablar inglés es vital es el eslogan de la campaña que invita a los trabajadores y estudiantes del sector Turismo a postular a una de las 1.000 becas que el Gobierno a través de CORFO pone a su disposición. Y los testimonios de tres personas de Arica que participaron de esta iniciativa durante el 2009 dan testimonio de esto.

Edith Núñez, administrativa de la línea aérea Sky, reconoce que logró un avance espectacular en el manejo del inglés, pues tuvo buenos profesores y el método de enseñanza es muy novedoso, muy interactivo. "Gracias a este curso ahora para mí es muy fácil la comunicación con los turistas que no hablan español", precisó.

Por su parte Evelyn Alberti, recepcionista en el Hotel Arica, encontró que el curso fue muy completo, con buenos profesores y excelente material de apoyo. Dice que ahora habla mucho mejor el inglés, lo cual le da seguridad en su trabajo y no tiene temor en comunicarse con pasajeros que no hablan español. Antes, siempre estaba el temor a equivocarse en una palabra y que el pasajero se riera. "Para mí el curso fue una tremenda oportunidad para hablar mejor el inglés, y por eso creo que nadie que trabaje con turistas debería desaprovechar", señaló.

Álvaro Martínez, garzón del restaurante Maracuyá, narró que había participado en varios cursos anteriores, porque hace como quince años que trabaja como garzón, pero este de la beca CORFO fue algo nuevo, diferente a los otros que había asistido. "Realmente aprendí, avancé bastante. Quedé muy conforme, porque antes cuando atendía a un gringo la conversación no duraba más de un par de minutos, era lo básico, pero ahora puedo conversar harto rato, explicarle en qué consiste el menú y otras ofertas y atender otras consultas, pues siempre están preguntando".

Y como le gustaría seguir avanzando, espera que después hayan otros cursos iguales pero de nivel más avanzado, "porque aquí no más del 10 por ciento de los que trabajamos en el sector turismo hablamos inglés, y un inglés ahí nomás".