Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Empresarios disminuirán consumo de agua y energía en San Pedro de Atacama

Fecha de publicación: 20 de julio de 2010
Iniciativa pionera en la Región surge de un Acuerdo de Producción Limpia (APL) que pretende elevar la productividad de las firmas con un aumento de la competitividad local.
San Pedro de Atacama recibe al año a más de 100 mil turistas, cifra que presiona las frágiles condiciones ambientales y culturales de una comuna que tiene más de 10 mil años de historia y que a raíz de ese legado volcó su futuro al turismo de intereses especiales, variante que surge para "abrir las puertas" sin provocar un daño al entorno.

Es por ello que resulta primordial contar con un plan de trabajo que guíe, oriente y supervise los mecanismos que emplean hoteles, restaurantes y operadores turísticos, quienes a través de la Agrupación de Turismo y Medio Ambiente (Atyma) están dispuestos a disminuir el consumo de agua y energía por medio de una serie de acciones que potencien el ahorro y el reciclaje y optimicen el consumo.

La iniciativa -pionera en la Región- surge de un Acuerdo de Producción Limpia (APL), originado por la oficina regional del Consejo Nacional de Producción Limpia ?comité CORFO- y que establece entre sus medidas registrar en forma permanente y constante el uso de la luz y el agua; y aplicar buenas prácticas, como reducir el caudal en fregaderos, baños y duchas por medio de dispositivos especiales, realizar un programa de mantenimiento de cañerías, y utilizar sistemas de alta presión para el lavado de los vehículos utilizados para el turismo.

Para disminuir el uso de energía se propone un Programa de Ahorro Energético, con una serie de acciones como dejar encendido de noche sólo ampolletas que no superen los 50 Watts, sustituir las ampolletas normales por unas de bajo consumo, limpiar con frecuencia hornos y cocinas para facilitar la transmisión de calor y elegir aire acondicionados eficientes.

Metas a un año

A los hoteles que cuentan con más de 30 camas se les recomienda evaluar la factibilidad de instalar plantas de tratamiento y reciclaje de aguas residuales y de sistemas de Energías Renovables No Convencionales (ERNC); mientras que para los restaurantes se sugiere disminuir los niveles de contaminación de riles, mediante una serie de protocolos de lavado, como determinar dosis de detergente y utilizarlos sin fosfatos, y el uso de alumbrado de bajo consumo en el exterior e interior de sus dependencias.

Norman Velásquez, secretario ejecutivo regional del Consejo Nacional de Producción Limpia, afirma que la comuna, con la aprobación de la alcaldesa Sandra Berna, estableció diversas acciones que "en el plazo de un año buscan elevar la productividad de las empresas, con una disminución de costos y un aumento en las ganancias, que posibilitará una mayor competitividad local", afirma.

Las otras metas por implementar son mejorar la gestión sanitaria en la elaboración y manipulación de alimentos, disminuir las condiciones de riesgo laboral, formar capacidades de Producción Limpia en el personal, aportar a la difusión del patrimonio ambiental y cultural de la comuna, mejorar las condiciones de saneamiento básico de servicios higiénicos y cocinas; y establecer las bases para el correcto acopio de residuos, con contenedores diferenciados para cada tipo de desechos y el establecimiento de un lugar de acopio.

Fases del Acuerdo

Un Acuerdo de Producción Limpia (APL) es un instrumento de gestión productiva y ambiental que se propone de manera voluntaria y que se sustenta a través de un convenio entre un determinado sector productivo y los servicios públicos, y que persigue implementar la Producción Limpia por medio de metas y acciones en un plazo determinado a objeto de minimizar la contaminación y prevenir que ésta se produzca.

La iniciativa está dirigida a asociaciones gremiales, consorcio de empresas, corporaciones de derecho privado, fundaciones o cualquier institución con personalidad jurídica que tenga por finalidad el apoyo a empresas, debiendo cumplir para obtener la certificación en Producción Limpia con una serie de etapas.

La primera y que ya superó San Pedro de Atacama es el diagnóstico de la propuesta de APL, en donde se evalúa al sector productivo para conocer los aspectos que se deben mejorar y las medidas a implementar. En este caso gastronomía, hotelería y turismo. Luego se negocia su aplicación y se firma el APL, etapa que ya se cumplió.

Posterior a esto comienza la implementación del acuerdo, en donde se realiza seguimiento y control de las acciones a emplear, debiendo cumplir las metas acordadas para dar curso a la validación y certificación de que se "Produce Limpio".

Se espera que las empresas mantengan la estrategia implementada, la que contribuirá a disminuir los costos, y a mejorar la imagen pública de quienes lo persigan.