Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Emprendedoras aiseninas viajan a Holanda para mejorar oferta exportadora de flores de corte

Fecha de publicación: 6 de julio de 2010
La iniciativa forma parte del proyecto Difusión Tecnológica para mejorar la oferta exportadora de flores de corte, que ha sido programada para ejecutarse en un período de 18 meses y busca difundir conocimientos y soluciones técnicas para mejorar la competitividad de este emergente sector productivo.
Familiarizarse con nuevas formas de cultivos, aprender cómo se cosecha en Holanda, pero además visitar centros de investigación y empresas, y también entrevistarse con los representantes de diferentes organismos relacionados con la producción de flores, fueron algunos de los objetivos que se plantearon Elizabeth Manzano y Verónica Noguer para una pasantía que recientemente realizaron en los Países Bajos, y que forma parte de un proyecto orientado a mejorar la competitividad de este novedoso sector productivo.

Para tal efecto, Noguer, investigadora del Centro Trapananda de la Universidad Austral de Chile, UACh, y directora del proyecto Difusión tecnológica para mejorar la oferta exportadora de flores de corte, viajó en compañía de la empresaria Elizabeth Manzano, decidida a aprender lo que más pudiera del sector floricultor europeo, para así poder coordinar y poner en contacto a los productores locales con el mercado, con los organismos de certificación internacionales, asociaciones gremiales y/o productores de material vegetal.

La investigadora cuenta que el lugar elegido como centro de operaciones fue la ciudad de Leiden, ubicada a 20 Km. de La Haya y a 40 kms. de Ámsterdam, debido principalmente a su ubicación.

"Allá todo queda relativamente cerca, y eso nos permitía movilizarnos usando el transporte público para ir a visitar a un productor de peonías, así como también a los Centros de la Universidad de Wageningen (WUR por sus siglas en inglés) y a los otros lugares que visitamos, como por ejemplo los terrenos de un productor de peonías tan grande, que él sólo concentraba lo que es toda la producción regional de Aysén, y con buena calidad", cuenta.

En cuanto a los aprendizajes obtenidos durante el viaje, y luego de compartir sus experiencias en el cultivo de flores de corte con productores alemanes y holandeses, la directora del proyecto señala que "fue importante darse cuenta de que los problemas técnicos son transversales a todos los lugares donde se producen flores y que las inquietudes son las mismas: el control de malezas, la botrytis, las variedades, cómo alargar el periodo de producción, almacenamiento en cámara, etc."

"Creo que Holanda es una gran puerta a Europa y al mercado de las flores. Tienen una muy buena disposición para relacionarse con el sector de flores chileno y creo que alianzas de trabajo como las que se han concretado durante este proyecto con Universidad de Wageningen pueden ser la clave para ir avanzando a paso seguro", agrega.

María Carolina Bascur, directora regional de CORFO, explica que este proyecto fue financiado por InnovaChile por un monto de 63 millones de pesos, equivalentes a un 78% del valor total, que fue de poco más de $81 millones, y agrega que ha sido un gran aporte, pues ha servido para estimular el crecimiento de uno de los sectores productivos emergentes de la economía local.

"Si bien es cierto nuestra región tiene sectores productivos prioritarios, es un verdadero agrado para nosotros apoyar a un sector emergente como las flores, pues de esta manera podemos contribuir a diversificar nuestra naturaleza exportadora con una oferta novedosa que gracias a este programa de transferencia tecnológica, tendrá grandes posibilidades para los productores de flores de nuestra Región", dijo la directora.

Impacto esperado

Luego de su pasantía por Holanda, Elizabeth Manzano y Verónica Noguer continuarán trabajando en las actividades del proyecto, que considera la aplicación de los conocimientos aprendidos durante el viaje por el continente europeo. Es así como una las primeras acciones será construir una parcela para el control de malezas, donde por recomendación del asesor Frank van der Helm (quien estuvo en nuestro país a fines del año pasado asesorando a los ejecutores del proyecto), se consideró una prueba con un producto especial, cuyos efectos estaban siendo evaluados en Holanda.

"Durante la pasantía también tuvimos la oportunidad de ver muchas variedades en peonías, y creo que sería muy interesante ver si esas variedades funcionan aquí en la Patagonia para flor de corte, de manera que podamos revisar el futuro de las variedades que tenemos hoy en la región, considerando también que durante el viaje tomamos contacto con personas que podrían ser útiles para motivar a los productores locales a buscar nuevos mercados en Europa", concluye.