Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Productores de tomate industrial de O'Higgins prospectan sistemas de riego en España y Portugal

Fecha de publicación: 9 de diciembre de 2010
La misión tecnológica cofinanciada por InnovaChile de Corfo permitió a los empresarios conocer técnicas de riego, asociatividad del sector y nuevas variedades en torno a este cultivo hortícola, que están siendo implementadas en sus predios.
Con un amplio marco de público se realizó el taller de cierre de la Misión Tecnológica denominada "Tecnologías de Riego y Mecanización del Cultivo del Tomate Industrial en España y Portugal", donde productores de tomates se informaron respecto de las experiencias y conocimientos capturados por sus pares tras su visita al continente europeo.

El Director Regional de Corfo, Félix Ortiz Salaya, indicó que con el apoyo entregado los empresarios, éstos "pudieron conocer temáticas que tendrán un impacto positivo en la productividad del sector, tales como avances en tecnificación de riego, manejo mecanizado de cosecha y uso de nuevas variedades de tomate industrial".

Esta misión tecnológica reunió a nueve productores locales que pudieron viajar a Europa con un cofinanciamiento de un 67 % por parte de InnovaChile de Corfo y el apoyo de Codesser en la gestión, planificación y asesoramiento en el desarrollo de la gira. Al respecto Carlos Contreras, uno de los agricultores participantes, señala que la misión cumplió con todas las expectativas siendo muy enriquecedor para el sector, "por ello queremos compartir con nuestros colegas todo lo que aprendimos en el extranjero".

Antonio Concha, gerente de Agrícola Tres Montes Luccheti, destaca que los países visitados presentan producciones importantes de tomate industrial. "Aquí los productores manejan un promedio de superficies similares a las que manejan los productores chilenos", dice, equivalente a 27 hectáreas por agricultor.

En términos de condiciones de producción y rendimiento de las cosecha no existen contrastes significativos. Según Antonio Concha la diferencia radica en la forma de riego, ya que según plantea, actualmente el 90% de los cultivos de tomate industrial utilizan el riego gravitacional por surco y sólo el 10% aplica el riego por goteo. "Consideramos que es en esta temática donde se puede marcar la diferencia respecto al futuro de este tipo de cultivo, por ello debemos continuar avanzando", señala convencido.

Bajo esa lógica los asistentes al taller pudieron conocer la experiencia del agricultor de origen italiano, Dialma Moratelli, quien desde hace algunos años utiliza en parte de sus cultivos el riego tecnificado por cinta enterrada.

Otro de los elementos destacados durante el taller fue el concepto de la asociatividad presente en los productores de España y Portugal, con el objetivo de abordar de mejor forma las demandas de la industria procesadora.