Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Miguel Ángel Lecaros, agricultor de Malloa: "El terremoto me afectó pero también me dio fuerzas para seguir adelante y esperar esta nueva temporada"

Fecha de publicación: 13 de diciembre de 2010
Este agricultor de la Región de O'Higgins obtuvo financiamiento a través de la Garantía Corfo Reconstrucción para reparar la infraestructura y máquinas que perdió. Hoy puede continuar con su producción de semillas para cuatro transnacionales.
En medio de sus faenas agrícolas, Miguel Ángel Lecaros, pequeño empresario de la comuna de Malloa, relata cómo lo afectó el terremoto del 27 de febrero pasado, pese a lo cual decidió poner manos a la obra rápidamente y reparar lo dañado para evitar que la catástrofe perjudicara más el desarrollo de su actividad productiva.

Según relata este agricultor casado y padre de dos hijos, el terremoto dañó gravemente el galpón donde almacena el maíz y otros granos, al ceder la estructura y caer sobre un tractor y el estanque de una máquina nebulizadora que resultó más cara de reparar que la adquisición de otra nueva.

"Este terremoto que me afectó fuertemente, también me dio las fuerzas para seguir adelante y esperar esta nueva temporada. Una vez ocurrido el hecho, vi la necesidad de comenzar inmediatamente con las reparaciones; la idea era evitar que esto se prolongara y provocara otros efectos económicos", indica.

Para hacer los arreglos, rápidamente invirtió una importante cantidad de recursos, fuera de todo presupuesto. Sin embargo, señala "posteriormente tuve la oportunidad de obtener un crédito con garantía Corfo Reconstrucción por más de 10 millones de pesos-que me permitieron recuperar parte de lo ya invertido en las reparaciones."

De esta forma, explica, pudo seguir avanzando en el desarrollo de su actividad. Por ello considera que la idea es que, al igual que en el caso de la garantía Reconstrucción, el sistema financiero y el Estado "confíen en nosotros como agricultores y como pequeños empresarios, porque cuando uno tiene ganas de salir adelante, es necesario también contar con apoyos o respaldos que nos permitan levantarnos nuevamente".

Este pequeño agricultor actualmente produce semillas para cuatro empresas transnacionales, y se dedica además a la producción de madera de álamo, generando 15 empleos permanentes. "Debo realizar todas las acciones necesarias para que este negocio no se detenga, ya que además ellos confían en mí en términos de la estabilidad del empleo".