Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

Un emprendedor que batalla en la cocina

Fecha de publicación: 23 de julio de 2013
Después de trabajar treinta años en el Ejército, Milton Armijo se aventuró en un campo que desconocía completamente. Conoce la historia de este ariqueño.
Un emprendedor que batalla en la cocina
Milton Armijo Gutiérrez
A los 49 años, Milton Armijo Gutiérrez se jubiló y le dijo adiós a una exitosa carrera militar desarrollada durante tres décadas a lo largo del país, sin embargo, casi inmediatamente le dio la bienvenida a un mundo nuevo y totalmente desconocido para él: la gastronomía.

En agosto cumplirá tres años como propietario y administrador del local de comidas “La Taberna de Matrix” ubicado en la feria Diego Portales, un espacio en donde vio la oportunidad de reinventarse en torno a un negocio familiar y al mismo tiempo aplicar sus estudios de ingeniería comercial que logró sacar adelante cuando pertenecía al Ejército.

El lugar había funcionado como una cevichería durante muchos años, pero su antigua dueña ya no lo trabajaba y fue así que Armijo vio en eso la oportunidad de emprender, logrando de paso convencer a la propietaria de que le arrendara el local.

“Fue difícil al comienzo, porque cuando uno no tiene los conocimientos, cuesta. Sobre todo partir, pero en el corto tiempo uno se adapta al sistema y además tuve la colaboración de los mismos proveedores y eso ayuda también”, contó.

Siguiendo la tradición del local, este emprendedor dejó a un lado la idea inicial de vender sándwich y se aventuró con los productos del mar y después con otros platos. Le fue tan bien, que el negocio que empezó con su señora e hija, necesitó luego dos empleados para satisfacer toda la demanda que surgía.

Para consolidar ese crecimiento, fortalecerlo y mejorarlo, su establecimiento se hizo parte de un Programa de Emprendimiento Local (PEL) gastronómico de Corfo. Hoy ya está pensando en abrir un nuevo local.

“Mi idea es seguir creciendo, tratar de crear otro local más, ese es mi objetivo a mediano plazo. Lo que pasa es que primero es consolidar la marca, el nombre del local ya es bien conocido y en ese sentido el primer paso ya está cumplido”, expresó.

A sus labores en el restaurant, Milton Armijo le añade la posibilidad de hacer clases de economía y administración en dos universidades de la región, conocimientos docentes que también ha podido desarrollar como profesor en otros Programas de Emprendimiento Local levantados por Corfo en Arica.

“Yo creo que son un gran aporte del Gobierno estos programas de capacitación y de apoyo. Los microempresarios casi todos se autofinancian, tienen muy poco crédito de los bancos, entonces es fundamental que el Gobierno apoye en este sentido”, concluyó.