Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

La primera artesana que llegó a la Cueva del Milodón

Fecha de publicación: 11 de enero de 2014
Una emprendedora ha agrupado a 15 dueñas de casas para vender tejidos y ha aumentado significativamente sus ventas en una temporada.
La primera artesana que llegó  a la  Cueva del MilodónCecilia Maulén, es una emprendedora que se caracteriza por su perseverancia y tenacidad, donde parte importante de su vida ha estado marcada por la casualidad. Fue de casualidad que conoció Puerto Natales hace más de 20 años y donde reside actualmente. Cecilia es de profesión contadora y artesana, donde su relación con la cerámica también fue casual. Aprendió el oficio de una amiga que la invitó a asistir a clases de cerámica. Se fascinó tanto del proceso de transformación del barro a la pieza terminada, que a los tres meses de las clases se compró un horno y comenzó a capacitarse a través de talleres dictados por distintos servicios públicos y universidades.

Lleva 30 años dedicada al oficio y se siente plenamente realizada. Siente la cerámica como una artesanía activa. “Todo empezó como hobbie y la cerámica me fue llenando y ocupando cada vez más mi tiempo y espacio. Siempre estoy en busca de algo que me identifique. Permanentemente he pretendido que mis trabajos sean auténticos y en esa búsqueda he llegado a conseguir, por ejemplo, cosas que me apasionan como texturas y colores diferentes”.

Actualmente tiene un puesto en el pueblo artesanal “Etherh Aike” de Puerto Natales y gracias a su perseverancia y al apoyo de Conaf, el año 2012 logró ser la primera persona en tener una concesión en el 2do lugar más visitado en la región: La Cueva del Milodón, a través de un puesto de ventas.

“Ese trabajo costó bastante. Luego de varias conversaciones logré que creyeran en mi proyecto y por eso estoy muy agradecida por la confianza que tuvieron en mí”.

La atención en el puesto de ventas de la Cueva del Milodón es todos los días en temporada alta, desde el mes de septiembre hasta abril. “Es un trabajo bien agotador, pero tiene muchas recompensas. Ha sido un período de mucho aprendizaje, y ahora con la ayuda del programa de Corfo, espero aprender y mejorar mucho más”.


Esta esforzada emprendedora, ha agrupado a 15 dueñas de casas para vender tejidos y ha aumentado sus ventas en un 1500% en una temporada. Varios artesanos más, se han beneficiado con este emprendimiento trabajando en cuero, madera y tallados en productos exclusivos para la tienda, con motivos regionales.

Apoyo al emprendimiento a través de Corfo Cecilia actualmente se encuentra participando del Programa de Mejoramiento de la Competitividad de la actividad Artesanal de Magallanes – PDT de Artesanía de Corfo. Donde a través de la difusión y transferencias de nuevas tecnologías relativas a la actividad artesanal, permitirá a los artesanos obtener conocimientos respecto a técnicas y esquemas de comercialización disponibles, que permitan aumentar su productividad, mejorar la calidad de los productos y diversificar sus canales de comercialización. “He aprendido muchísimo en este Programa, me han capacitado, han visto mis debilidades y en eso estamos trabajando fuertemente”. Anteriormente fue beneficiada con el Programa de Emprendimiento Local- PEL de Corfo, con el cual se capacitó y logró comprar un generador para su emprendimiento.

Su próximo desafío es aumentar aún más las ventas en el local de la Cueva del Milodón. “Hay mucha gente trabajando alrededor de esto. Esto para mí es una enseñanza de vida, porque lo que más les trato de enseñar a mis hijas son valores y cuando conseguí este local, ellas vieron de lo que era capaz, vieron que la perseverancia, el trabajo duro, tiene recompensas”.