Corfo Sueña emprende Crece

600 586 8000
Imprimir Enviar por mail

La nueva apuesta del turismo

Fecha de publicación: 21 de junio de 2013
Combinar cocina y turismo fue la idea de un agricultor de la localidad de Belén en Arica, quien a través del proceso de elaboración del orégano, busca acercar a los turistas a este producto tan característico de nuestra mesa.
La nueva apuesta del turismoEl orégano ha acompañado la vida de Jaime Santos Cutipa por mucho tiempo. Hoy, con 48 años, lo tiene embarcado en un Programa de Emprendimiento Local (PEL) de Corfo, que le permitirá aportar al turismo de la localidad de Belén, habilitando una sala de procesamiento para mostrar a los visitantes cómo se trabaja con esta hierba en la región de Arica y Parinacota.

La historia de este agricultor es un ejemplo de cómo es posible recomenzar después de superar pruebas, que en extremo difíciles, la vida acostumbra a presentar cuando menos se espera.
Fue en 1990, que apremiado por una cesantía, este hombre vio la oportunidad de surgir junto a su familia cultivando orégano tal y como lo hacían en el pasado sus ancestros en la localidad de Belén, al interior de la comuna de Putre.

Tomó a su familia y se fue a vivir a la precordillera, pero su entusiasmo se frenó al comprobar que vendiéndoles en bruto a los intermediarios, todo el esfuerzo propio y del resto de los productores, sólo generaba provecho o ganancias para terceros.

Ese fue el día en que nació Oréganos Jaime Santos, empresa familiar que tomó contacto directo con clientes de Santiago, generando una actividad comercial que le permitió vender hasta 5 mil kilos mensuales del producto.
Todo iba bien, tal como se planificaba, pero un accidente carretero el año 2004, mientras recorría en su camión los pueblos de la zona comprando mercancía, hizo que Jaime Santos fuera a parar al hospital con lesiones que casi le costaron la vida.

En cama por largos meses y mientras se recuperaba, se le ocurrió innovar y dar un valor agregado a su producto dándole forma de saquitos con 85 gramos de orégano, empeño que logró éxito ayudado por distintos programas de Gobierno.
De esa forma logró levantarse y reposicionar su oferta productiva, con la que ha recorrido gran parte del país y que ahora quiere desarrollar enfocándose hacia el turismo de su querido Belén.

La iniciativa, enmarcada en un PEL para dueños de hospedajes y restaurantes de ese pueblo, va de la mano de un Programa de Difusión Tecnológica (PDT) de la Fundación Altiplano, que busca desarrollar la segunda etapa del proyecto Ruta de Las Misiones en beneficio de las localidades precordilleranas de Belén, Tignamar y Socoroma.